La desafortunada actitud ante el veterano de Masterchef que crispa las redes

En este tercer programa la tensión, los desplantes y el llanto fueron los protagonistas

Bárbara Castro

Tiempo de lectura: 3’

La pasada noche las cocinas de 'Masterchef' volvían a encender sus fuegos para poner a prueba a sus aspirantes con tres complejos retos culinarios que decidirían quién sería el siguiente expulsado. 

Josecho se queda solo ante el peligro

En la primera prueba los concursantes debían agruparse por parejas para ofrecer al jurado un plato en el que la nuez fuese el ingrediente importante. Como Aitana no pudo parcitipar por el fallecimiento de un familiar cercano, su lugar lo ocupó el concursante de la pasada edición Dani Escribano. 

Los concursantes se fueron emparejando poco a poco, siendo Teresa la más rápida en elegir a Dani Escribano como compañero. Esto provocó que un concursante se quedase sin pareja: Josecho. Aunque mostró su interés por juntarse con Valentín, pero el joven le rechazó rápidamente "no no, yo voy con Aleix". Jordi, sorprendido, le preguntó al veterano si tenía algún problema con sus compañeros, a lo que él contestó "en absoluto, ¡si yo no tengo problemas con nadie!". No obstante, está claro que hay algo de malos rollos ya que, además de varios encontronazos que hemos podido ver en las pantallas, Teresa confesó que la convivencia tampoco era excelente, "bueno, nos estamos adaptando".

Sin embargo, el programa no iba a dejar solo a Josecho, por lo que incluso le premió emparejándole con el chef líder de su equipo, que en este caso se trataba de Pepe Rodríguez. Y, tras un difícil cocinado, la elaboración de Josecho y Pepe fue escogida como la mejor de la prueba, recibiendo grandes elogios por parte del chef Jordi Cruz.

El resto de platos no estuvieron al nivel del de Josecho. Aun así, si alguno destacó negativamente fue el de Laly y Alicia, que elaboraron una pasta de arroz duramente criticada por los jueces debido al resultado final. Tal fue la indignación de los chefs que directamente les entregaron los delantales negros, los cuales implican luchar directamente en la prueba de eliminación aunque su equipo gane en el reto en equipo. 

De los platós a Toledo

Toledo, la tierra de Pepe Rodríguez, fue protagonista en esta prueba de exteriores. El cocinado, al contrario que en la semana pasada, trascurrió sin ningún tipo de problema. Esto fue muy alabado por los jueces, que incluso felicitaron a los concursantes, "después del fracaso de la semana pasada en Peñíscola, que hoy hayan salido todos los platos es todo un logro", espetó Samantha.

Aun así, alguien debía ir a eliminación, así son las normas del programa, y finalmente fue el equipo rojo, compuesto por Carlos, Marcos, Teresa y Aleix, acompañados por Laly y Alicia, que ya estaban condenadas a jugarse su puesto desde la primera prueba. Osiris, que pertenecía al equipo ganador, fue puesto en la cuerda floja por Jordi Cruz, "creo que eres alguien que debe tirar del carro y puede liderar un equipo, pero eres demasiado individualista", condenó el chef.

El momento de la eliminación

Aitana volvió a cocinas para esta prueba, en un mal momento personal, y Josecho decidió que no tuviese que luchar por su delantal en el programa. Aleix también tuvo la ventaja de elegir a dos personas para salvar y, en vez de librarse a sí mismo, decidió que fuesen Laly y Carlos quienes no tuviesen que enfrentarse a la eliminación.

A este reto se sumó Samantha, cocinando por primera vez en el programa. Por tanto, la eliminación estaría entre Osiris, Alicia, Aleix y Marcos, teniendo cada uno muchas posibilidades de abandonar el talent show. La prueba se dividió en dos fases. En la primera, todos debían elaborar unos buenos rebozados y, los dos que tardasen menos en hacer sus elaboraciones, se salvarían. 

Marcos, a pesar de mostrarse como un concursante fuerte en los dos anteriores programas, se vino abajo durante su cocinado debido a la presión y rompió a llorar. "Esto me viene grande", espetó. Aun así, fue capaz de recuperarse e intentó espabilar, aunque no acabó antes que Aleix y Osiris, que fueron los primeros salvados. 

La eliminación, entonces, estaría entre Alicia y Marcos. Con el chef japonés Hideki Matshuhisa como invitado, el único cocinero de su pais con Estrella Michelín en España, debían elaborar una tempura. El valenciano consiguió acabar mejor el plato por lo que fue su rival, Alicia, la tercera expulsada de esta edición. 

Relacionados

GroupCreated with Sketch.