Los niños y Jimeno se confiesan y reconocen que hay gente que les cae mal… ¡y hasta dan nombres!