¿Qué cantidad de cloro tengo que echar en la piscina?

Calcular bien la cantidad de cloro que echas a la piscina es esencial para que no haya ningún problema
¿Qué cantidad de cloro tengo que echar en la piscina?

 

Tiempo de lectura: 2’

En verano apetece mucho ir a la playa o a la piscina para refrescarse y alejarse del calor sofocante. Una buena opción si no tienes ninguna de las dos cosas en casa son las piscinas públicas. Ahí todo está bajo control y hay personas encargadas de su mantenimiento pero, ¿y si tenemos la piscina en casa? Tanto si es de las desmontables como si es de obra es muy importante saber controlar las cantidades de cloro que añadimos al agua para no dañar nuestra piel y que no tenga ningún efecto perjudicial sobre la salud.

¿Cuánto cloro hay que añadir a la piscina?

El cloro se vende en diferentes grandes superficies y también en tiendas especializadas, allí te asesorarán mejor sobre ello y te enseñarán diferentes formatos para ver cuál se adapta mejor a tus necesidades. El cloro se vende tanto en pastillas como en polvo, ambas opciones son válidas si sabes calcular finalmente las cantidades. Normalmente, si es en polvo viene con una cuchara medidora pero si no fuera así, estos son los criterios a tener en cuenta a la hora de saber cuánto cloro hay que echar al agua:

  • Debe estar entre 0,4 y 1,5 gramos por cada metro cúbico, es decir, si tu piscina tiene una capacidad de 2.000 litros, por ejemplo, serán necesarios entre 800 gramos y 3 kilos de producto. Recordamos que un metro cúbico equivale a 1.000 litros por lo que es muy sencillo elaborar este cálculo de manera rápida.
  • En caso de que el cloro esté en formato líquido, habría que echar 2 litros por cada 10.000 de agua.

¿De qué depende la cantidad que echemos?

Muy sencillo, de los factores externos que hayan intervenido. No es lo mismo una piscina prefabricada en la que se bañan pocas personas al día que una de construcción por la que pasan muchas más.

¿Cómo averiguar si se necesita echar más cloro?

Existen unos aparatos que regulan el Ph del agua y son fáciles de utilizar, además de que tienen un precio muy económico. Es muy importante controlarlo diariamente porque si nos pasamos con la cantidad de cloro, nuestra piel podría llegar a sufrir daños y nuestros ojos también. Estos niveles de Ph deben estar siempre entre 7,2 y 7,6 para que nuestra piel no se irrite.

¿Cada cuánto tiempo hay que echarlo?

Para esta pregunta solo hay una respuesta posible: todos los días. Si no añadimos el cloro necesario diariamente, el Ph del agua podría alterarse. Si un día se te olvida, no pasa nada pero recuerda que tienes que medir los niveles de Ph y echar cloro hasta conseguir que sean los correctos. Eso sí, nunca hay que bañarse nada más echarlo, hay que esperar un tiempo prudencial para que haga su efecto y no nos cause ningún daño en el cuerpo.

Relacionados

CADENA 100