Lanzamos un debate: uñas acrílicas o de gel, ¿sí o no?

Esta moda alarga los dedos de nuestras artistas con colores y complementos, variados, cuanto más largas mejor, pero ¿son prácticas?
GroupCreated with Sketch.

 Rihanna en un posado en su cuenta oficial

GroupCreated with Sketch.

Redacción CADENA 100

Tiempo de lectura: 2’

La pasada noche vivimos la gran cita de nuestro cine y en la alfombra roja se presentaron lo último en tendencias de maquillajes y peinados, pero también de manicuras. Rosalía sin ir más lejos mostraba con orgullo sus manos con unas largas uñas pulidas con diamantes, Amaia Romero apostó por unas uñas nude también definidas y así, un gran número de actrices y modelos. Y es que para nadie es un secreto que la decoración de uñas y los accesorios para manicuras tienen gran demanda en el mercado. Esta tendencia ha tomado gran importancia debido al número de rostros conocidos que se han sumado a ella, Lady Gaga, Rihanna, Selena Gomez, Blanca Suárez, y porque están consiferadas como un movimiento que aporta personalidad.

Llegados a este punto lanzamos la pregunta: ¿qué opinas de las uñas acrílicas o de gel? ¿Son una moda pasajera? ¿Se puede hacer una vida cotidiana y normal con unas uñas tan largas? Estas dudas también nos las planteamos en CADENA100.ES.

Antes de responderlas, vamos a desarrollar ambas opciones y dar informaciones relevantes sobre ambos tipos, para tomar la mejor decisión. ¿Qué tipo de uñas prefieres? ¿Acrílicas o de gel?  Aquí llega el kit de la cuestión: dudas y más dudas.

DOS MATERIALES, UNA MANICURA

Ambas contribuyen a alargar la mano visualmente y a dar un aspecto más cuidado. Sin embargo, nada tiene que ver el modo de aplicarlas y lo que duran cada una.

Las uñas acrílicas se obtienen de la mezcla de un polímero en polvo con un líquido especial a base de plástico, se aplica sobre la uña y después se lima para darle la forma más natural posible. En las uñas en gel, en cambio, hay que aplicar primero una capa de resina y colocarla encima, para someterla después a un secado con lámparas ultravioleta. El resultado es ligeramente más natural y brillante que las anteriores. 

En definitiva, las acrílicas duran más, pero necesitan más cuidados. Mientras que las de gel son más ecológicas pero no resisten tanto como las anteriores. Ambas opciones al igual que la manicura permanente y según aconsejan los expertos, son buenas mientras que se utilicen con precaución y dejemos airear la nuestra natural. Otro cantar es ya lo prácticas que sean y si se puede hacer una vida normal con unas uñas tan largas.

Lo que sí podemos hacer siempre para tener una manicuta perfecta es el siguiente mantra: limado, cuidado de la cutícula, exfoliación e hidratación, y repetir.

Artistas relacionados

Relacionados

GroupCreated with Sketch.