Fernando Martín en La encuesta absurda deja a todas las novias de sus patos en el piso superior.