Karlos Arguiñano ofrece trabajo para su proyecto alejado de los fogones

El trabajo se llevará a cabo en los campos de las bodegas del cocinero
Karlos Arguiñano ofrece trabajo para su proyecto alejado de los fogones

Redactora

Tiempo de lectura: 2’

Si algo sabemos de Karlos Arguiñano es que es un cocinero de los pies a la cabeza, pero no es su única faceta, también es un empresario de gran éxito, pues posee la Bodega K5. El famoso chef es conocido por triunfar con sus populares y suculentas recetas tanto en la pequeña pantalla como en Internet con sus respectivos vídeos, sin embargo, ahora también le dedica tiempo al mundo de los negocios, donde ahora mismo se encuentra inmerso.

En 2005 nacieron los viñedos, y cinco años después crearon la bodega de tzakolí, que tiene en propiedad desde el año 2010, junto a algunos buenos amigos suyos. Un proyecto que según cuenta en su página web “es el sueño cumplido de un grupo de cinco amigos enamorados de la tierra y el vino”. Y vaya si lo han conseguido, pues a día de hoy distribuye txakolí a todos los rincones del mundo.

Por eso, ahora que ya no queda nada para la próxima vendimia, Arguiñano y su equipo han lanzado una oferta de empleo para los jornaleros interesados que cabe decir, está bien remunerado.




A sus 73 años, el chef ha iniciado una búsqueda exhaustiva de personas que estén interesadas y familiarizadas con la recogida de la uva, para comprometerse con un trabajo que se lleva a cabo durante la primera quincena de octubre. Con una jornada laboral de ocho horas, el trabajo comenzará a las ocho de la mañana y terminará a las cuatro y media de la tarde (8:00-16:30h).

Y aquí viene uno de los asuntos más importantes y por el que más curiosidad tiene la gente, y es la remuneración, la cual se sitúa en 8,24 euros la hora, mientras que la hora extra se pagará a 11 euros, un total de 67,60 euros al día. Cabe decir que los vinos de Arguiñano son de muy buena calidad, pues cuentan con dos Demominación de Origen Getariko Txakolina: el K5 y el KPilota.




Un entorno único

Por si no lo sabes, la bodeja K5 está en “un enclave privilegiado, en la falda de Eztenagako Txorrua”. Trabajan con variedad local Hondarrabi Zuri , y el negocio en cuestión está en las orillas del mar Cantábrico, en Aia. A 300 metros de altitud se encuentra el municipio, lo que lo convierte en un lugar especial con vistas impresionantes donde se aprecia la costa guipuzcoana en todo su esplendor entre Getaria y el puerto pesquero de Orio. Una espectacular finca de 30 hectáreas, de las cuales la mitad son de viñedo y lo demás, caminos y bosques.

ctv-xyh-187150279 3047750278697898 514517039717164094 n


Dada su amplitud, la finda cuenta con 30 hectáreas: 15 de viñedos y el resto de bosques. No me extraña que nos pidan txakolí en Estados Unidos, Australia, Inglaterra, Japón y muchos otros sitios. La uva viene perfecta y el vino vendrá campeón”, cuenta Karlos Arguiñano en sus redes sociales.




TE PUEDE INTERESAR...

El éxito empresarial de Karlos Arguiñano, la fuerza familiar: el papel que desempeñan sus siete hijos

Karlos Arguiñano, obligado a parar el programa para lanzar un tajante mensaje: "El hazmerreír de Europa"

CADENA 100