“Estoy chunga”: Lydia Lozano reaparece y confirma su fecha de vuelta a ‘Sálvame’ tras la operación

Lydia Lozano ha entrado por videollamada en ‘Sálvame’ y ha contado cómo se encuentra una semana después de su operación
ctv-kgi-lydia-rradio

Redactora CADENA 100

Tiempo de lectura: 3’

Lydia Lozano fue intervenida de urgencia el pasado martes 23 de febrero debido a una complicación en sus cervicales que le estaban aplastando la médula y produciendo, entre otras cosas, que se le durmieran las manos. La colaboradora dio la noticia desde ‘Sálvame’, muy asustada por tener que pasar por quirófano, ya que ella es muy aprensiva y no le gustan los médicos. Pero era algo vital para ella y tuvo que aceptarlo, y aunque cuando comenzaron a operarla la cosa estaba más complicada de lo que pensaban, todo salió bien.

Estaba prevista su vuelta para el ‘Deluxe’ de este pasado domingo, pero las circunstancias y su estado de salud no se lo permitieron, algo que aumentó la preocupación de sus compañeros. Y es que Lydia nunca se ha perdido ni un solo programa, a excepción de unos días en el confinamiento, en los que para proteger a su marido Charlie, decidió trabajar desde casa. Aunque está muy dolorida, se ha atrevido a mostrar su rostro y ha tranquilizado a sus compañeros y a la audiencia contando cómo se encuentra después de casi una semana tras la operación.

Lydia Lozano, “chunga” tras su operación

Estoy chunga, cuando salí del hospital la gente decía: ‘qué bien se la ve’. No, estaba completamente dopada. La anestesia ha sido… yo pedí 3 dosis y antes de bajar estaba muy mal”, ha comenzado diciendo Lydia Lozano. “Estuve 2 días en el hospital, la gente dice que he salido porque estoy bien, pero no. En los hospitales procuran que te vayas antes por el Covid. Tendría que haber estado más días”, ha explicado. “No era normal, me estaba aplastando la médula, sigo con el sistema nervioso que no siento. Tengo el hormigueo todavía. Si me llego a caer en plató o darme un golpe con el coche, no hubiera salido bien”, ha afirmado.

Tenía miedo de quedarme en silla de ruedas. No sentía las manos, leyendo en la cama se me iba durmiendo, horroroso. Ahora me pinchas y no siento nada. El dolor no es el cuello, son los puntos que me tiran y me dan grima las curas. Las radiografías me dan igual, las curas no, me cura Charlie, yo me muero”, ha dicho entre risas. Y es que ha aparecido con un pañuelo en el cuello para que ni nadie ni ella misma vea la cicatriz que tiene de la operación. “Pareces una neoyorkina por la quinta avenida”, le ha dicho Jorge Javier. “Llevo colorete y pintalabios, pero me veo los ojos muy tristes”, le ha respondido. “Me da miedo caerme, rozar, estoy anquilosada. Estoy andando, mucho por casa, subo y bajo escaleras y no echar la cabeza para atrás. Lavarme la cabeza en una peluquería, no podría”, ha expresado.

ctv-yb0-lyli-doctor

Su fecha de vuelta a ‘Sálvame’

Lydia Lozano se ha emocionado mucho al darse cuenta de que el doctor que le había operado entraba por videollamada en el programa para hablar con ella. “No quiero molestarte, gracias por entrar”, ha dicho entre lágrimas. “Qué pintadita y qué guapa estás”, le ha dicho el médico. “Es un manitas, todo el equipo es maravilloso”, le ha agradecido. Y cuando le ha preguntado si se podrá poner tacones pronto, le ha respondido: “puedes ponerte tacones cuando quieras, muy guapa y elegante para salir a la calle a pasear. Lydia sabe perfectamente que lo único que no debe hacer es esfuerzos físicos, carga de peso, forzar su musculatura cervical, pero salvo eso puede hacer su vida normal”, ha confirmado. Entonces ha sido cuando le ha preguntado si este jueves podrá acudir a su puesto de trabajo y la respuesta ha sido un “sí” rotundo. Y es que la colaboradora echa mucho de menos la rutina diaria y el tener un horario, algo a lo que podrá volver pronto.

También te puede interesar...

Las inesperadas consecuencias de la operación de Lydia Lozano: "Peor de lo que esperaban"

Las secuelas del accidente de Lydia Lozano le obligan a pasar por quirófano de urgencia: “Me da miedo”

CADENA 100