Todo lo que Disney nos enseñó y no era real

El mundo mágico ha dejado enseñanzas que no son tan fiables

audio

¿Qué te whasatpp?

Pulsa para reproducir el audio

 

  • Luz García de Burgos

Tiempo de lectura: 1’

Esta semana dos grandes personajes del cine clásico de animación están de cumpleaños. Aunque los cuentos en los que se inspiraron tienen muchos años más, las películas creadas por la factoría de Walt Disney suman ya varias décadas de historia como es el caso de las que en estos días están de celebración: La Cenicienta y Pinocho. En 1950 llegaba a la gran pantalla la historia de esa niña que convivía con su madrastra y hermanastras y el niño de madera suma ya ochenta años. La celebración en el parque temático de Disney está ya en marcha y el icónico castillo lucirá de una manera especial en su sede en Orlando, Florida.

¡Pero no es oro todo lo que reluce ni todo es para celebrar! Hay muchas enseñanzas que nos dejaron las películas Disney y que no son tan buenas como parecen. Por ejemplo, en la misma película de Pinocho, cuando este acaba en la Isla de los Juegos (que no era un buen lugar aunque su nombre indique lo contrario), ¡Pinocho fumaba puros! Pero no solo eso, hay otras películas que también nos han enviado mensajes erróneos como ese de esperar eternamente por un príncipe azul, la posibilidad de que los ratones cantasen o, cómo no, el trauma que nos generó a todos la pérdida de los padres de los protagonistas... Verdad, ¿Simba? 

Ahora los tiempos han cambiado y los argumentos de las películas se han adaptado también a la vida actual pero hemos querido conocer tu opinión: ¿qué enseñanzas te dio Disney que no son del todo fiables? Dale al play porque tenemos infinidad de ejemplos que hemos recibido en nuestro '¿Qué te WhatsApp?' y te van a encantar, ¡y cuéntanos las tuyas en redes sociales! 

CADENA 100