¡Siempre positivos! Palabras que te activan y levantan el ánimo

El lenguaje es un reflejo de lo que piensas y sientes. Si lo cambias con esta técnica, podrás modificar tu forma de pensar y de sentir
GroupCreated with Sketch.

Matilde Fenoy

Coordinadora digital 

Tiempo de lectura: 3’

Empieza una nueva semana, siete días llenos de retos y nuevos propósitos. Además, estamos ante la última semana del año y eso quiere decir que todavía estas a tiempo de ser quien quieres ser, pero ahora de verdad. ¡Sin excusas! No dejar para mañana lo que podamos hacer hoy, ahora y en este momento. ¿Arrancamos?

La semana pasada empezamos proponiendo un reto sencillo, ordenar los armarios. Esta semana, seguimos con un nuevo reto fácil, para ir cogiendo ritmo y dando pequeños pasos a nuestros nuevos hábitos. Por fácil que parezca si no lo tomamos en serio y tomamos conciencia de ello, resulta imposible. Probadlo, de verdad que nos cambia el ánimo y la actitud con la que enfrentamos cualquier situación. Esta semana: borramos de nuestro día a día las palabras pesimistas y solo usamos las optimistas.

Imagina que ante un obstáculo de tu vida decides cambiarle la etiqueta y en lugar de «problema» empiezas a referirte a él como «reto» o ''desafío''. Ese pequeño paso va a tener una repercusión distinta en tu cerebro y en tus emociones, y no lo decimos nosotros, según explica la coach personal, María Fernández, autora de ''El pequeño libro que hará grande tu vida'', realmente nos va a renovar. La experta asegura que solo con cambiar la forma en la que nombramos las cosas, provocamos un cambio de perspectiva emocional frente a éstas y esto hace que nuestra reacción ante lo que pasa sea completamente diferente. Bajo este contexto, creemos que es interesante empezar dando pequeños pasitos y corrigiendo cosas simples nuestro día cotidiano antes de enfrentarnos a los más grandes. Hacerlo juntos y compartir la experiencia es un reto personal de CADENA100.ES que nos motiva enormemente, estar más cerca vuestra y nutrirnos de nuestras vivencias personales.

Sustituye la palabra fracaso por error

Estaremos de acuerdo en que es una palabra apocalíptica. Este concepto nos lleva a un callejón sin salida, punto y fin. Error. Sin embargo, la palabra error supone un punto y aparte y un escalón para nuestro aprendizaje. ''No volver a pronunciar la palabra fracaso y sustituirla por error o por oportunidad de cambio supone un verdadero detox mental''.

Usa el ''todavía''

Ante cualquier situación o cuestión que nos plantean y tenemos sin revolver o decidir, ¿qué pasaría si en vez de responder con un «no», respondes con un esperanzador ''todavía no''? Ese ''todavía'' hace que inconscientemente no descartes la posibilidad de realizarlo, y no pierdas la ilusión, sobre todo si es algo que realmente te apetece. Este concepto te recuerda que nunca es demasiado tarde, y que antes o después te pondrás con ello, que estás a tiempo de rescatar ese sueño que parecía abandonado. Te dice que sólo ha sido apartado temporalmente.  ''Todavía'' es una palabra que transmite esperanza, voluntad de hacerlo y confianza.

Cambia los ''peros'' de lugar

El ''pero'' elimina todo lo que dices antes. Si quieres comunicar de forma positiva, reserva para el final la frase más grata. De esta forma estarás perpetuando el mensaje más agradable y dejarás tanto al resto como a ti mismo un buen sabor de boca.

Reemplaza el condicional por el futuro

El condicional es un futuro hipotético y en él vive la duda, mientras que en el futuro vive la certeza. 

Usa el ''¿Y si?'' de forma positiva

Por instinto tendemos a ponernos en el peor de los casos y, aunque aclara que la precaución es necesaria y que anticiparnos nos ahorra más de un susto. Algunas personas son expertas en formular los ''¿Y si?'' negativos: ¿Y si me echan del trabajo?, ¿Y si se cae el avión?, ¿Y si me rechaza?, ¿Y si me quedo en blanco? ... Pero lo más adecuado, es reorientar esas ideas de forma positiva: ¿Y si sorprendo a mi jefe trabajando cada día mejor?, ¿Y si disfruto del viaje y de sus vistas?, ¿Y si le gusta mi valentía al declararme?, ¿Y si me dejo llevar?

La pequeña línea entre un lenguaje que inquiete o inspire es muy pequeña. Cada tipo de lenguaje te lleva a una emoción distinta y a una perspectiva diferente de tus posibilidades. Quienes triunfan no emplean un léxico decaído, sino que tienen un mensaje positivo, fuerte y convincente.

Las palabras que te bloquean y las que te activan

Todas las que tengan una carga negativa, como ''culpa'', ''imposible'', ''incapaz'', ''fracaso'', ''rechazo'', ''desconfianza'' o ''miedo''. Así como palabras desagradables y agresivas como los insultos tenemos que eliminarlas de nuestro vocabulario y sumar lo constructivo.

Es decir, aquellas con una carga positiva y que nos hacen sentir bien. Palabras bonitas, que nos reconforten como ''amor'', ''valentía'', ''luz'', ''libertad'', ''risa'', ''puedo'', ''entusiasmo'', ''belleza'', ''expansión'', ''fe'', ''superación'' o ''vivir''. 

¿Te ves capaz de hacer el reto esta semana? ¿Eliminarás por completo los pensamientos negativos para sumar los de ''querer es poder''? Queremos conocer toda tu experiencia y compartirla.

Nos encantaría ver el antes y el después y conocer tus sensaciones. Envíanos tu evolución y tu historia a cadena100@cadena100.es, también tienes disponible nuestro whatsapp: 607766100.

GroupCreated with Sketch.