Dicen que los insectos pueden ser el alimento del futuro, ¿estás de acuerdo?

Forman parte de la dieta habitual en algunos pueblos desde hace milenios

Redacción CADENA 100

Tiempo de lectura: 3’

Tras el 'boom' que está habiendo por probar estos pequeños insectos, nuestro compañero de Informativos de COPE Antonio Mateo ha realizado una noticia tan interesante, que queremos compartirla con todos vosotros.

El alimento del futuro es un producto que forma parte de las mesas de varios países del mundo desde tiempos remotos. En México, en China o en Tailandia están acostumbrados a usar este alimento como parte fundamental de su dieta.

Lo podrás encontrar como parte de la comida callejera o en mercados como el de “San Juan” en la localidad mexicana de Oaxaca. Un pequeña representación de ese lugar nos los trae Luz Fernández es propietaria de Doce Chiles, cuenta a Fuera de Carta que los insectos en México “se consumen de forma tradicional desde tiempos prehispánicos”. 

Hormigas chicatanas, chinicuiles o chapulines son algunos de los ejemplares que pueden encontrarse en este lugar que recrea un puesto de comida tradicional mexicana, pero la lista va más allá, escorpiones, hormigas, cucarachas… la lista de insectos comestibles más allá de lo que puedas imaginar.  

En la última edición de Enofusión hubo una cata que llamó la atención por encima de todas.  Los vinos de Denominación de Origen Rueda se unían a los insectos. Sorpresas y caras con todas las expresiones posibles, alguno hasta todas a la vez, se unieron para conseguir comer una cucaracha en una experiencia que es el principio de lo que viene en el futuro.

¿CÓMO SE COMEN?

Todos tenemos en la mente el típico programa que se adentra en los rincones más salvajes de la jungla y empieza a comerse todo tipos de gusanos. Nada más lejos de la realidad. La forma típica de comerla es “liofilizado” es decir, una vez son capturados se secan eliminado todo el líquido y la grasa.

Son las palabras de Alberto Pérez, responsable de Insectium.  Vende insectos que van desde gusanos hasta tarantula. Los hay incluso con una cobertura de chocolate ya que como dice, “casan muy bien”.

También se pueden encontrar en forma de harina. Es una forma más sutil de comer este alimento. Los bichos se machacan hasta crear una especie de polvo que debe ser mezclado con otras harinas porque “sería demasiado duro, casi incomible”

La forma más habitual y que podemos empezar a encontrar en algunos supermercados es en forma de barrita energética. Es una manera de aprovechar las proteínas que tiene este alimento y como explica Luz Fernández, de esta manera más personas podrán probarlas, ahora mismo. 

ctv-ml6-shutterstock 479669308

¿A QUÉ SABE?

“No tiene mucho sabor es como un fruto seco”. Es la afirmación de Alberto Pérez. Todos nos hemos puesto en la tesitura de probar algunos de estos productos y si, suena difícil, pero la verdad es que casi no sabe a nada. En méxico la propietaria de Doce Chiles nos explica que se comen “machacados como parte de salsas, o con un poco de lima y haciendo las veces de snacks”.

Una de las características más sobresaliente es el crujido que hace al comerlo y es que en la textura es donde se encuentra su papel más destacado. Los chinicuiles, una especie de gusano, tiene una ligera presencia en boca harinosa y un sabor lejano a corteza de cerdo.  Como las que acompañan las cervezas en las mesas de los bares.

¿QUIÉN CONSUME INSECTOS?

Claro si hay un mercado es porque hay un publico que lo consume. Aquí en España el principal consumidor de insectos es principamente “latinoamericanos que vienen y demandan lo que allí comen”: Además, los restaurantes mejicanos cada vez se animan más y estan empezando a demandar con más frecuencia.

Pero no son ellos los únicos. Como todo en la vida, este tema atrae a curiosos que empiezan a buscar como consumirlos. Gente “atrevida y con curiosidad”. Suelen ser personas, explica Pérez, “que han viajado mucho y lo han probado”.

ctv-qti-shutterstock 480654691

GRANJAS DE INSECTOS

En enero de 2018 entraba en vigor la “ley de nuevos alimentos” que permite poder vender insectos en España pero lo hacía con una excepción: no se pueden criar.

Una incoherencia porque “en el mundo en el que vivimos, en internet puedes comprar insectos en cualquier país y te llegan en un paquetito en el correo”. Con el consiguiente perdida de una oprotunidad en el mercado laboral e industrial que supone. En Francia y Holanda ya hay granjas de insectos, donde los preparan para el consumo humano. Ahora mismo, esta ley que fue disruptiva es “de transición” ya que en el futuro “lo más normal es que haya una legislación favorable”.

VINOS E INSECTOS

Y claro, ¿qué es un plato sin el buen acompañamiento de un vino? Es lo que se propone la Denominación de Origen Rueda. El gran reto era construir un nuevo maridaje empezando desde cero y es, precisamente esa dificultad, la que señala Santiago Rueda, director de D.O. Rueda.

En Enofusión prepararon una cata donde mezclaban vino e insectos y donde nadie “dejó nada en el plato”. Destaca Santiago que lo principal es combinar más con la textura que con el sabor del insecto. No tienen un gusto muy destacado ya que no son parte protagonista de los platos, solo un acompañamiento.

Es en este apartado donde entra el “crunch” es decir, el crujiente. Es el elemento “más destacado” y el que da más juego. Además de su sabor salado y “hueco”.

ctv-aev-shutterstock 442677058

GroupCreated with Sketch.