La vida de Ághata Ruiz de la Prada no siempre fue color y alegría

La entrevista más personal de la diseñadora ha desvelado una una parte desconocida hasta ahora, marcada por la lucha y la superación
GroupCreated with Sketch.

Redacción CADENA 100

Tiempo de lectura: 2’

Ághata Ruiz de la Prada ha sido la primera invitada al canal de YouTube de Sandra Barneda. Parece que la presentadora de Telecinco ha apostado fuerte por un personaje que desde que se separó de su exmarido ha supuesto un antes y un después en su figura mediática. La diseñadora, que hoy tiene otra una vida completamente renovada, ha hablado sin filtros de todo y se ha confesado con Sandra como nunca antes la habíamos visto.

"La verdad que siempre tuve la suerte de hacer lo que me de la gana" ha confesado la diseñadora. Además ha hecho un breve repaso de su vida y ha explicado cómo era su madre: "Mi madre lo pasó criminal porque tuvo depresiones, por eso mi vida ha sido una lucha contra la depresión". A pesar de que se crió en una familia aristocrática, confiesa que: "Lejanamente intentaba encajar, pero era imposible". Además también ha querido dar los detalles de por qué simpre ha reinado el empoderamiento femenino en su casa: "En mi familia nunca jamás las mujeres habían estado sometidas a los hombres, porque las mujeres de mi familia, habían sido más ricas y más preparadas. Si tienes dinero haces bastante lo que te de la gana. No suena bien, pero es la verdad".

ctv-qzj-aghata

"No solo no me importa lo que la gente piensa de mí, sino que me puede llegar a divertir" ha sido otra de las frases más alucinantes que ha dado Ághata Ruiz de la Prada. Siempre ha dicho lo que sentía en ese momento y su charla con Sandra Barneda ha parecido que ha sido una conversación entre amigas. Uno de los temas claves fue el famoso complemento que se puso encima cuando fue a firmar los papeles de su divorcio con Pedro J. Ramírez: "Lo del burka fue maravilloso, yo no quería ver al innombrable y la verdad que me di cuenta que eso es como una casita que tú te haces, además era súper bonito y me protegió ante una situación nada fácil".

Otra de las cosas que ha querido relatar sin tapujos ha sido cómo consiguió superar el mazazo tan grande que le dio el que fuera el amor de su vida. Y es que la diseñadora tiene bastante suerte por tener unas amigas que se han volcado con ella: "Tengo una suerte de tener unas amigas bestiales. Concretamente, una amiga a la que le había pasado lo mismo. Todo lo que me dijo ella, lo hice, por ejemplo me dió calmantes para controlar la ansiedad" y gracias a eso Ághata pudo conciliar el sueño y no dar vueltas a lo que le había pasado. Sin embargo, a pesar de haber pasado mucho tiempo, sigue sintiendo rencor y lo considera humano, algo que tal vez con el tiempo pueda zanjar: "Existe rencor, no le voy a perdonar en la vida. Las cosas hay que hacerlas bien".

ctv-mgf-masgahatah
GroupCreated with Sketch.