Una enfermera adopta a un bebé que estuvo 5 meses sin recibir visitas

La historia ha dado la vuelta al mundo, diferentes medios digitales se han hecho eco de esta buena noticia con un final más que feliz
GroupCreated with Sketch.

Redacción CADENA 100

Tiempo de lectura: 2’

Hace dos años, Liz Smith, directora de enfermería en el hospital Franciscan Childrens's de Brighton, se dirigía al ascensor cuando la vio: una chica pequeña con ojos azules brillantes. "¿Quién es este precioso ángel?" preguntó Smith a la enfermera que la estaba llevando por el pasillo. "Su nombre es Gisele" le dijo la enfermera. La pequeña, que estaba custodiada por el Estado, había estado en el hospital durante cinco meses, pero Smith nunca la había visto antes. Smith se enteró de que Gisele, que entonces tenía 8 meses, había nacido prematura en otro hospital en julio de 2016, pesando casi 1 kilogramo. La pequeña sufría el síndrome de abstinencia neonatal, como resultado de que su madre biológica hubiera consumido heroína, cocaína y metadona durante el embarazo. 

ctv-hpt-1554450229376

El estado de Massachusetts reclamó la custodia de Gisele cuando tenía tres meses y la trasladó al Franciscan Children's porque sus pulmones necesitaban cuidados especiales. La pequeña no tuvo una sola visita en los cinco meses que estuvo en el hospital. Los servicios sociales estaban tratando de encontrar una casa de acogida para Gisele, pero desde el momento en el que Smith la vio lo supo, "voy a adoptar a este bebé, voy a ser su madre". Tres semanas después, Smith fue aceptada como madre adoptiva y se llevó a Gisele a casa sabiendo que el estado haría todo lo posible para reunirla con sus padres. Inicialmente, los padres naturales de Gisele la visitaron semanalmente, pero el estado finalmente los declaró incapaces de cuidar de ella, en ese momento la enfermera sabía que podría adoptarla. Según Smith, ese momento fue el más agridulce de su vida, "mi ganacia era la pérdida de otros".

El año pasado, en octubre de 2018, un juzgado de Massachusetts convirtió el sueño de Liz en realidad: un juez aprobó la adopción de Gisele y convirtió a Smith en la madre de la niña, con los documentos legales que lo certifican. Gisele aún necesita usar un tubo para alimentarse pero se ha convertido en una niña sana a la que le encantan los aguacates, el queso y la pizza. Además ella es energética, cariñosa y a menudo empieza espontáneamente a cantar. 

GroupCreated with Sketch.