Conocemos a Anna Montañana, primera mujer entrenadora de la ACB

La deportista reconoce que ''lo más difícil no es llegar, sino mantenerse''. Se define com feminista "porque el feminismo busca igualdad de oportunidades"

Redacción CADENA 100

Tiempo de lectura: 3’

Esta semana celebramos el Día de la Mujer, una razón más que suficiente para ir rensalzando el trabajo y la enorme labor de muchas mujeres, y lo mucho que calan sus pasos en la sociedad. Hoy presentamos a Anna Montañana, la primera entrenadora mujer en la ACB. Una entrevista emotiva y sincera que le dio a nuestra compañera de informativos de COPE, Laura Otón. ¡Te va a sorprender!

Entrevista

Anna está debajo de la canasta. Junto al marcador observa cómo Jose Ramón Cuspinera dirige el entrenamiento con los jugadores del Fuenlabrada. Cuspinera marca las jugadas que se ensayan una y otra vez. Anna lo sigue atentamente, discreta en segundo plano y anima a los jugadores cuando marcan los triples. "¿Les queda mucho?", prguntamos impacientes por hablar con ella. “Aquí sabes cuando empiezas, pero no cuando terminas”, nos explican. Tras ensayar las jugadas los chicos del Fuenlabrada comienzan a pelotear en canasta. Ahí entra en acción Anna Montañana. Trabaja con cada uno, aconsejando cómo colocar un hombro, cómo ayudarse de un gancho. "Hazlo cincuenta veces hasta que te salga”, le dice.

 Esta valenciana, ala pivot hasta 2015, internacional 129 ocasiones, conoce bien la liga WNBA y ahora, suma y sigue. Es entrenadora adjunta del Fuenlabrada, y lo que es más, es la primera mujer que ocupa un cargo de entrenadora en la liga española, en la ACB. En la liga europea son dos. Un balón suelto le da en la nariz justo antes de empezar la entrevista mientras bromea con sus compañeros. Claramente es una más en el equipo.

- ¿Tú te levantas por la mañana y eres consciente de lo que has conseguido?

   Me levanto por la mañana- se ríe, de hecho no pierde la sonrisa en toda la entrevista- y pienso lo afortunada que soy por dedicarme a lo que me gusta y a mi pasión desde que era muy pequeña. Sí que es verdad que cuando tienes algún día un poco peor, digo ¡puf!, pero pienso que soy una afortunada, no me han regalado nada pero me han dado recompensa por mi trabajo e intento aprovecharlo al máximo.

- ¿Qué es lo que más te ha costado hasta llegar aquí?

- Lo que me costó es dar otra vez el paso de empezar otra vez a la vida que he tenido desde muy joven, con mucha ilusión y con ganas de comenzar tu carrera profesional como entrenadora. Lo que más cuesta a parte de llegar a un sitio es mantenerse y en eso estoy. Es la segunda temporada e intentando trabajar para que esto continúe.

- ¿Cuáles son las barreras te has encontrado? 

- En el proceso profesional muchas veces me han dicho que 'no', pero no me lo he tomado por ser mujer sino porque tenía que esperar mi momento. Tenemos una manera de trabajar silenciosa. Intento que se me respete por el trabajo que hago, no por lo que he sido como jugadora. Tardas más en demostrarlo, pero es en los valores en los que me han formado y en los que creo y normalmente una mujer es mas discreta en nuestro trabajo. Somos disciplinadas, formamos una parte muy importante en el desarrollo de la sociedad y lo hacemos de manera diferente al hombre.

- ¿Y de lo que te sientes más orgullosa?

De conseguir sueños que yo los imaginaba y que no sabía que iban a pasar. Miro atrás y veo a mis padres a mi familia súper orgullosa y es lo que más me emocion. Siempre me han apoyado y han sido la clave de que yo esté aquí. 

- ¿Te consideras feminista?

Parece que cuando dices que eres feminista no tiene una connotación muy positiva en la sociedad. Estaba leyendo un libro en el que la autora cuenta que la costó muchos años poder expresar que era feminista. No quería decir que era feminista porque tiene connotaciones negativas. Y al final dije: 'soy feminista porque el feminismo busca igualdad de oportunidades', y eso es lo que yo represento: que todas tengamos la misma oportunidad no por ser mujer sino porque vales para el puesto.

- ¿Qué le dirías a una niña desde tu experiencia vital? ¿Qué consejos le darías? 

Yo te diría que si se te pasa por la mente alguna barrera o alguna duda sobre cosas que no puedes hacer, que metas un pensamiento positivo, que te imagines en grande, que enseñes a los demás, que tengas compañeros y compañeras, que incentives a compañeras, que no utilices el lenguaje negativo.  Prepárate y disfruta del proceso, si quieres ser entrenadora o médica, o presidenta de club, adelante y sobre todo, que seas una inspiración para los demás. 

Para leer la entrevista al completo, pincha el siguiente enlace: ENTREVISTA A ANNA MONTAÑANA

GroupCreated with Sketch.