Cambio de planes de Irene Rosales: viaje urgente para arropar a Kiko Rivera

Tras un largo tiempo en conflicto con su madre, Kiko Rivera ha viajado a Cantora para despedir a su abuela Doña Ana. Su mujer, Irene, ha ido a arroparle
Kiko Rivera e Irene Rosales, planes por separado
Instagram

Tiempo de lectura: 2’

A los 90 años de edad, fallecía hace solo unos días la madre de Isabel Pantoja. En la misma finca de la tonadillera, Doña Ana Martín decía adiós, después de una larga lucha contra su complicada enfermedad. Su nieto del alma, Kiko Rivera, ha compartido un post en Instagram que ha dado mucho de qué hablar: "Nadie me ha llamado para decirme nada. No sé qué se va hacer, ni dónde, ni horarios ni absolutamente nada. Solo quiero que me dejen despedirme".

Unas duras palabras que ponían en evidencia a la madre del DJ. Ante el deseo imparable de Kiko de despedir a Doña Ana, ha dicho lo siguiente: "Si me dejan pasar, le daré un abrazo a mi madre y me iré y si no, me iré igualmente así que creo que es el momento de apartar ciertas cosas y tirar para adelante". El clan Pantoja, cuando la mayoría se encontraban en La Graciosa para la boda entre Anabel y Omar Sánchez, han tenido un repentino cambio de planes. ¿Qué han hecho finalmente Kiko Rivera e Irene Rosales? Te contamos los detalles...

Felicidad y un golpe inesperado

Este viernes, 1 de octubre, se casan Anabel Pantoja y Omar Montes. Irene y Kiko, ya habían llegado a La Graciosa para acompañarles en esta fecha tan especial. Sin embargo, el repentino fallecimiento de Doña Ana ha empañado los planes. Lejos de posponer el enlace, ha sido la propia Isabel Pantoja quien ha pedido a Anabel, la colaboradora de 'Sálvame' que "se case, porque es lo que su abuela hubiera querido". Anabel, Kiko e Isa P, en compañía de Raquel Bollo, han tenido que hacer un viaje exprés a Cantora (Cádiz), para apoyar a Isabel Pantoja en estos momentos tan difíciles. Irene Rosales, se había quedado en principio en la isla canaria haciendo otros planes junto a las pequeñas Ana y Carlota pero, finalmente, ha decido viajar para apoyar a Kiko. "No es una situación nada fácil, mi deber es estar con mi marido", ha dicho.

Al lado de Ana y Carlota, Irene Rosales permanecía, hasta hace unas horas, en La Graciosa. A través de sus stories de Instagram, compartía unas tiernas fotos de sus hijas, mientras disfrutaban del sol y la playa de Canarias. Entre los motivos de Irene, que le hubieran podido llevar a no viajar a Cantora, podía estar la inexistente relación que tiene ella con Isabel Pantoja. Además, como es lógico, ha pudo preferir quedarse en la isla junto a las niñas. Cuando Kiko Rivera se encuentra terriblemente mal y ha dicho que "está destrozado de cuerpo y alma", el mejor cambio de plan de Irene ha sido ir a arropar a su pareja.


También te puede interesar...

El plan trazado por Isabel Pantoja para impedir que Kiko Rivera se presente en Cantora a despedir a Doña Ana

"Me parece un gravísimo error": Terelu Campos, contra Isabel Pantoja por esta decisión tras morir su madre



CADENA 100