Arnau, ganador de 'MasterChef 9', cuenta la verdad del romance entre Ofelia y José: "Se hicieron una película"

Arnau, ganador de 'MasterChef 9', revela los detalles secretos de la relación de Ofelia y José
Instagram.

Tiempo de lectura: 8’

El nombre de Arnau se ha convertido en uno de los más pronunciados desde el pasado martes pro la noche. Fue el primero en conseguir la chaquetilla de duelista en la semifinal, antes de convertirse en el famanete ganador de la novena edición de 'MasterChef'. Cumplía así el objetivo que se había marcado cuando se apuntó al casting del concurso. Porque para él lo de participar está muy bien, pero siempre tuvo claro que su aspiración era ganar y poder darle un giro radical a su vida laboral. Cambiar su trabajo como comercial por las creaciones entre fogones. Su esfuerzo le ha valido pra cumplir su sueño y para, además de levantar el trofeo de vencedor, embolsase los 100.000 euros del premio final y ganar ese curso en el Basque Culinary Center, uno de los más prestigiosos del mundo.

De la misma manera que su destacada evolución le llevó a ser el favorito en el duelo final. Lo que demostró con el último menú que presentó en plató y que, próximamente, se servirá en el 'Restaurante MasterChef'. El catalán logró una elaboración ejemplar con la que conquistó el paladar de Samantha Vallejo-Nágera, Jordi Cruz, Pepe Rodríguez y David Muñoz, el invitado estrella de la noche.

Frente a las cámaras todo parecían piques y una competencia en toda regla, potenciada por las duras críticas de los jueces. Sin embargo, tal y como ha asegurado el ganador del talent culinario de TVE, 'MasterChef' es más que eso. Arnau ha contado los proyectos que tiene entre manos, todos "vinculados al mundo de la gastronomía", y ha aclarado la verdad de las polémicas que tanto han marcado a los espectadores, desde la rivalidad, los romances y el comportamiento de los jueces con los concursantes.

Arnau mordiendo su trofeo como ganador de MasterChef 9

Instagram.


Bueno, al final has cumplido el planning que Jordi te confiscó y te has convertido en el ganador de 'MasterChef' tras vencer a todos tus compañeros ¿Cómo te sientes?

Mi estrategia sospechosa ha funcionado al final (risas). Es conseguir un sueño al final, es algo que es muy difícil de explicar, yo creo que hay que vivirlo. Es de esas cosas en la vida que nunca te imaginas y que, cuando suceden, no se pueden contar con palabras.

Por los comentarios que se han ido viendo en redes a lo largo de la edición, en un principio, te tenían algo de manía por ser tan competitivo y veían a María, Amelicius o Fran como claros ganadores... Sin embargo, a partir de los últimos programas, todo el mundo iba contigo hasta el final.

Al principio y al final (risas). Porque todavía hay alguna joya por ahí... Al principio te choca. Sobre todo cuando eres un personaje anónimo como yo, que utilizaba las redes cada tres meses... El primer día que recibes el mensaje de un 'hate'... Después lo gestionas y dices: 'Qué importancia tiene esto en tu vida Arnau'. Es alguien que está en su casa y no tiene nada que hacer. Luego, la realidad, es que vas recibiendo más mensajes de apoyo, de gente que te quiere, te anima, que te ve ganador... Al final, esa buena voluntad por parte de desconocidos es lo que mola. Pero bueno, no deja de ser un cambio y un choque en la vida de uno. Es una exposición pública en la que todo vale.

¿Qué hay de verdad en tu faceta de estratega?

Yo creo que todos somos estrategas, al final en la vida todos tenemos estrategias para conseguir cosas. Eso no deja de ser tener un objetivo y el cómo llegar a él. Evidentemente, había una estrategia, pero la tenían todos para ser ganadores. Lo único, que yo igual aproveché un poco más el tirón de parecer más estratega. Yo creo que, sin hacer daño a nadie, uno tiene que conocer sus debilidades y las de los demás. Si hay un tipo de cocina que el otro no domina... Pues si se lo puedo encalomar. Si tengo que repartir platos y se le dan más los postres, pues le doy el postre. Porque al final es un competidor y tenemos que ser conscientes de que, por muy amigos que seamos, vamos a competir.

Arnau da la bienvenida a una nueva vida tras proclamarse vencedor de MasterChef 9

TVE


A lo largo del programa se ha percibido mucha rivalidad entre algunos concursantes como Toni, María, Dani....

Es que no podemos perder el foco de que entramos todos sin conocernos para ganar un curso en el Basque Culinary Center, 100.000 euros, el trofeo y el libro de cocina. Entonces, a mí no me vale el que gane el de al lado, yo vengo a ganar yo. El de al lado puede ser un buen amigo, fuera nos tomaremos unos vinos, pero hoy prefiero que te vayas tú antes que yo. Y esta es una cosa que dejé muy clara desde el principio.

¿Cómo es el trato de los jueces? ¿Son tan duros como parecen? En concreto Jordi Cruz y Samantha, a la que han criticado en redes por gritaros en las cocinas...

Samantha, al final, cuando se pone nerviosa durante los cocinados, pues grita. Ya sabemos lo que hay. También es verdad que si grita es porque algo no estamos haciendo bien, no grita porque le apetezca, lo hace cuando algo no ha salido o la hemos liado. Jordi es un tío exigente, pero cuando tú tienes 6 estrellas Michelín tienes que ser exigente de base. Yo entiendo que, cuando un profesional de nivel como él entra en una cocina y ve fallos garrafales como los nuestros, se ponga nervioso. Y para mí Pepe es una persona muy campechana y muy cercana, pero eso no quita también sea duro valorando. Son duros y cuando te critican lo hacen porque has hecho una mierda de plato.

Cuando se apagan las cámaras son cercanos. Los vemos un rato, no se pasan allí el día, pero hablan con nosotros, no te niegan un abrazo, te dan consejos, nos animan... Son gente con los pies en el suelo. Un día Pepe me dijo: 'A veces hay clientes que vienen al restaurante y me dicen que no les ha gustado tanto como la última vez. Ellos son mis jueces ¿Qué he hecho peor que no hice la otra vez?'. Y esa es la actitud. Ellos también se encuentran con sus propios jueces y gracias a eso han mejorado y llegado donde están.

Hace unos meses, Jorge Javier Vázquez denunció en 'Sálvame' que 'MasterChef' no trataba demasiado bien a los concursantes y que "desde el principio ya se sabe quién va a ganar, cuántas semanas vas a estar, a quien ayudan con los platos"... Lo que Jesús Castro corroboró.

Se sabía tanto quien ganaba que yo, ayer, en la encuesta de TVE solo el 10% de la gente apostaba por mí. Imagínate si sabían quien ganaba. El problema es que hablar es gratis. Yo nunca me vi ganador hasta el último momento. La favorita era Amelicius y se fue en el programa 9. Al final, la realidad es esta. Vero cocinaba bien y se fue porque se equivocó en un plato. Hay cosas que son parte de la cocina y son incontrolables como los nervios, muchas cosas que te pueden jugar una mala pasada. Y por mucho que estudies y practiques, si cocinas mal te vas a tu casa. Por mucho favoritismo que tengas, porque Amelicius era la favorita de todo el mundo, se fue para su casa.




¿Crees que había favoritismos por parte de los jueces?

Yo creo que cada uno mostramos ciertas cosas y entiendo que hay actitudes que gustan más que otras. Pues yo a lo mejor he sido más contestón o de ir en contra de la norma, y eso me ha valido en que hasta el último momento no me dijeron 'muy bien tío'. Pues igual que entiendo que al más simpático le prefieran en su equipo. Al final, en tan poco tiempo, hasta que no conoces a la gente pues es difícil seleccionar bien. Pero yo igual, si tuviese que elegir a alguien, elegiría al más simpático.

Algunos espectadores también acusaron al programa de convertirse en un reality...

La verdad es que a mí nunca me ha pasado de abrir el horno y encontrarme el plato hecho (risas). Al final tú llegas a las cocinas y tienes que sacar las cosas. Al final, si te llevas bien con alguien, le quieres animar y, si te llevas mal con alguien, puedes desanimarle porque tu quieres ganar. Y tampoco tienes que estar callado en la cocina. Si estás cocinando y estoy Dani y me cuenta algo de su hijo, pues igual que si estuviéramos en la casa o cocinando en otro sitio. Hablas con la gente y, al final, te olvidas de que hay cámaras y estás hablando de tu vida personal. ¿Qué otros lo quieren pintar de reality? La competencia es muy mala, supongo. Pero yo cociné mucho, sufrí mucho, he aprendido muchísimo y yo me quedo con eso. Sobre todo con que nunca he sido el favorito de nadie y he acabado ganando el concurso.

Además, ha sido una edición llena de piques entre concursantes… ¿Se quedaban en el plató o se veían reflejados en la convivencia?

Nos encierran en una casa con 16 personas que no conocer, a convivir 24 horas, sin móvil, sin poder contactar con tu familia... Pues, al final, hay temas que estallan y a lo mejor tú tienes un mal día y puedes tomar algo con tus amigos y aquí tú tienes un mal día y te vas a casa con gente que también está rayada o están contentos. Gente que no conoces y todos vamos a ganar. Las convivencias son eso, aunque luego nunca pasa nada grave. Ningún conflicto llega a mayores pero, evidentemente, somos personas y puede haber roces.

Todos pareciáis no soportar a Ofelia y tener algo de manía a José, al que llamabais "el nuevo"...

Ofelia es una chica muy intensa y hay que conocerla. Primero hay que conocerse a uno mismo y luego a los demás. Ofelia, hoy estamos discutiendo y mañana nos damos un abrazo. Es verdad que ha habido momento con Ofelia en los que no nos hemos soportado y la realidad es que somos buenos amigos y nos teneos aprecio.

Y con José... A ti cómo te sentaría estar corriendo una maratón y que en el kilómetro 20 salga un tío de en medio y se ponga a correr a tu lado. Viene fresco de su casa, sin desgaste físico ni emocional, y yo llevo aquí cinco semanas conviviendo sin poder practicar con la misma calma y ahora te haces un platazo. Yo entiendo que es por covid y todo lo que queráis, pero yo he venido a competir. Si hay un tío que yo considero que está con ventaja, pues me jode. Eso no quita que José sea un amor de tío y me llevo fenomenal con él, pero hemos venido a ganar. Entonces, si lo veo desigual pues lo digo.

Arnau ponía en valor el papel de sus padres en la manera en la que lucha por sus objetivos

TVE


¿Qué pasó con el fugaz romance entre Ofelia y José?

Al final todos tenemos que poner la cara, yo creo. Creo que se hicieron la película en el casting, que se vieron poco, y luego, cuando se encontraron con la realidad, dijeron... Igual conoces a una persona en cinco minutos y te parece flipante, y, cuando la conoces cinco horas, no te parece tan flipante. Yo creo que es un poco eso. Se quedó en nada.

Tras ganar MasterChef ¿Cuál es tu objetivo? ¿Piensas en abrir un restaurante?

Primero, me voy Basque Culinary Center seis meses y las prácticas me gustaría hacerlas fuera de España. También ya he abierto una oferta gastronómica, Moli la Vansa, y estoy dando ya cenas, que es un menú degustación con productos kilómetro 0 y con aceites de la zona. Estamos produciendo aceite en el kilómetro 0 del producto. Es muy chulo.

Además, esta semana ya estará en la carta del Restaurante MasterChef "Bosque", el plato principal que hice en la final y, la semana que viene, ya estará a la venta mi libro de recetas.

¿Y en el futuro cómo te ves?

Me veo vinculado al mundo de la gastronomía, pero, lo bueno, es que, a día de hoy, tiene muchas vertientes. Así que veremos por donde sale el sol, pero mi intención es acabar vinculado al mundo de la gastronomía.

Fran no ha dejado de recibir ofertas por parte de Jordi, Pepe y Samantha ¿A ti te han hecho alguna propuesta los jueces?

No, pero, si me la hacen, estaré encantado de escucharla.

¿Cómo ha cambiado tu vida desde que se te conoce como el ganador de 'MasterChef 9'?

Bueno, esconderlo ha sido fácil porque me metí en la cabeza que no lo podía saber nadie. Y a todo el mundo le dije que todos habíamos ganado solo por entrar. Y, en la vida, lo único que me ha cambiado, de momento, es que mi móvil saca humo de los mensajes y poco más. Es muy reciente, pero es un cambio radical, el apostar por algo nuevo... Es un nuevo proyecto que, la verdad, es que me interesa mucho.

También te puede interesar...

Arnau Paris, ganador de 'MasterChef 9' con un menú digno de los mejores restaurantes de este país

Así es Arnau Paris, el estratega con una 'lista negra' y un drama familiar que ha ganado 'MasterChef 9'

CADENA 100