Curiosidades desde el sofá: ¿Sabías que los médicos usaban 'mascarilla' durante la edad media?

Marta Docampo te cuenta desde el sofá cómo su uso se extendió para evitar contagiarse de la peste negra

video

Curiosidades desde el sofá: ¿Sabías que los médicos usaban 'mascarilla' durante la edad media?

Pulsa para reproducir el video

 

  • Marta Docampo
CADENA 100

Locutora CADENA 100

Tiempo de lectura: 2’

¡Hola, soy Marta Docampo! ¿Qué tal llevas el confinameinto? Yo he aprovechado para leer y desde mi sofá he descubierto muchas cosas que no sabía y que quiero compartir contigo.

Hoy te voy a hablar de la relación que existe entre las mascarillas, ese elemento que hemos tenido que incorporar a nuestros hábitos, y las máscaras venecianas de pico de pájaro. Además, su uso, era muy parecido al que le damos actualmente.

Verás, durante la Edad Media se produjo una de las epidemias más mortíferas que ha conocido la humanidad: la peste negra. Se calcula que costó la vida al 30% de la población europea.

Se le llamó peste negra o bubónica porque una de sus manifestaciones más características eran unas ampollas de gran tamaño denominadas bubas o bubones que aparecían en la piel y que tenían un color negro azulado.

Pues bien, los médicos que atendían a los enfermos de peste, iban vestidos de una determinada manera para no contagiarse. Abrigo largo, guantes y botas de piel de cabra, además de un sombrero. También portaban un palo para poder tocar a los pacientes y evitar el contagio.

Pero lo más curioso de este atuendo era una máscara con un pico muy largo en la zona de la nariz, que se parecía al de un ave. El pico impedía que el doctor se acercase al aliento del infectado. Además, podían rellenar el interior con plantas aromáticas para soportar los olores. La higiene en aquellos momentos, nada tenía que ver con la actual. Además, las bubas segregaban una sustancia pestilente. En algunos casos, la máscara también incluía ojos de cristal para proteger los globos oculares.

Sin embargo, ahora sabemos que todos esos elementos anti contagio no eran efectivos, ya que la peste bubónica no se transmitía por vía aérea. En realidad las portadoras eran las ratas, mientras que las pulgas actuaban de transmisores entre los animales y los humanos con sus picaduras.

Este atuendo que llevaban los llamados "Doctores de la Peste" se popularizó tanto, que dio el salto a los carnavales y ha llegado a nuestros días, convirtiéndose en una de las máscaras típicas del carnaval de Venecia.

Aunque los peores brotes tuvieron lugar durante la Edad Media, siguieron dándose episodios hasta el siglo XVIII. Incluso hoy en día se dan algunos casos controlados, la mayor parte de ellos en Estados Unidos, Madagascar, China, India y América del Sur, que se tratan con antibióticos.

CADENA 100