Una joven somete a su padre a un experimento sorprendente

Ella quería demostrar que él no se fija en ciertas cosas... ¡y lo logró!

audio

Una joven americana somete a su padre a un experimento

Pulsa para reproducir el audio

 

  • Luz García de Burgos

Tiempo de lectura: 2’

Hace cuatro años, Sara Smith, una joven de Bristol (Vermont) decidió poner a su padre a prueba. Quería demostrar que su padre había ciertas cosas en las que no se fijaba y descubrió en internet una historia sobre una chica que pegó una patata frita en la pared y su padre tardó bastante en darse cuenta. Así que decidió hacer lo mismo.

En su caso, la protagonista de la prueba era una galleta de queso que pegó a la pared del salón de la casa. Dejó ahí la galleta, compartió la imagen en redes sociales... y esperó. Este es el tweet que daba inicio a todo:

A partir de ahí, comenzó un conteo de los días que iban pasando sin que su padre se diese cuenta. Todos los usuarios seguían la historia y la evolución de la galleta de queso pegada en la pared. La evolución o la no-evolución porque la galleta estuvo ahí cuatro años sin que el padre de Sara se diera cuenta. Hizo reformas en casa, colocó los muebles de diferente manera, movió cuadros... y no se dio cuenta de que estaba ahí. 

Al final, después de cuatro años, la galleta cayó al suelo por su propio peso. Estaba tan caducada que había caído sola y estaba en el suelo cuando la recogieron. 

Finalmente anunciaba así el desenlace de la historia de la galleta: "Anuncio con tristeza que debo anunciar que la broma ha terminado. Después de 1,410 días, casi 4 años, mi cuñado lo echó a perder y se lo contó a mi papá."

CADENA 100