La 22ª edición de los Latin GRAMMY destacan a Joaquín Sabina con un premio a su Trayectoria musical

Joaquín Sabina, Fito Páez, Martinho da Vila, Emmanuel, Sheila E. & Pete Escovedo, Milly Quezada y Gilberto Santa Rosa reciben su reconocimiento en 2021
La 22ª edición de los Latin GRAMMY destacan a Joaquín Sabina con un premio a su Trayectoria musical
Joaquin Sabina, nuevo reconocimiento internacional
  • Cordon Press
CADENA 100

Redactor CADENA 100

Tiempo de lectura: 4’

Es el homenaje realizado en una ceremonia privada hoy 17 de noviembre de 2021 en el Four Seasons Hotel de Las Vegas como parte de la semana de la Entrega del Latin GRAMMY 2021.

Premio a la Excelencia Musical

Este Premio a la Excelencia Musical se otorga a intérpretes que durante su carrera han hecho contribuciones creativas de sobresaliente valor artístico a la música latina y sus comunidades. En este sentido, Gabriel Abaroa Jr., presidente/CEO de La Academia Latina de la Grabación ha destacado cómo "Sus sobresalientes logros han creado un legado en el mundo de la música latina que trasciende generaciones y fronteras. Estamos deseosos de homenajear y celebrar los logros de cada uno de ellos".

Así de Joaquín Sabina destacan que "elevó el arte de escribir canciones en español a alturas inesperadas, creando un universo musical caracterizado por su poesía excéntrica pero sencilla y sus agudas observaciones sociopolíticas que han influido a varias generaciones. El lanzamiento de su segundo LP, Malas compañías (1980), causó sensación con temas eternos como "Calle Melancolía" y "Pongamos que hablo de Madrid". Su dinámica mezcla de folclor, rock, balada bohemia, un estilo de interpretación con dejos de blues, su complejo sentido del humor y una habilidad asombrosa para expresar sentimientos complejos en sus letras, lo hacen inmensamente famoso en España y Latinoamérica y a la fecha, activo como siempre, le siguen al menos tres diferentes generaciones".



Recordemos que junto a Sabina figuran estos otros músicos que, como él, han dejado huella. Añadimos también el resumen realizado por la Academia de la grabación.

Martinho da Vila (Brasil)

Martinho da Vila se introduce en la esencia misma de la música brasileña: el corazón de la samba y sus variaciones, incluido el multicolor movimiento de la MPB (música popular brasileña). Debutó como solista en 1969 con el álbum que lleva su nombre que incluyó maravillosas sambas que brillan con cadencia seductora, evocando un sutil aroma de nostalgia y anhelo. Desde entonces, da Vila ha grabado casi un LP por año y vendido millones de discos, a la vez que ha forjado una estrecha amistad con la escuela de samba Unidos de Vila Isabel y explorado una amplia gama de estilos en sus composiciones. El emotivo "Canta, Canta, Minha Gente", el aterciopelado "Mulheres" y la bella "Casa de Bamba" están entre sus muchos éxitos. Su obra lo ha hecho merecedor de tres Latin GRAMMYs.

Emmanuel (México)

El cantante mexicano Emmanuel es uno de los pocos artistas que definieron la balada con belleza y profundidad. Su debut discográfico con temas de su autoría, Diez razones para cantar, salió en 1977, cuando la balada alcanzaba una opulencia casi barroca. Al final (1979) fue un éxito internacional dos años más tarde, y en 1980, Emmanuel grabó su cuarto álbum, titulado Íntimamente, que vendió millones de copias en el mundo entero e incluyó éxitos como "Insoportablemente bella", "El día que puedas", "Quiero dormir cansado" y "Todo se derrumbó". A partir de ese momento, temas como "La chica de humo", "Toda la vida", "Bella Señora", "Sentirme vivo" y "La última luna", lograron formar parte de la banda sonora de la vida de su fiel público.

Pete Escovedo/ Sheila E. (EEUU)

Ver a Pete Escovedo tocar junto a su hija Sheila E. es una experiencia inolvidable: dos percusionistas que respiran al unísono, conectados por el espíritu del ritmo. Pete Michael Escovedo se enamoró de la música afrocaribeña durante su juventud y, motivado por esa pasión, fundó un sexteto de jazz con integrantes de su familia que se transformó en 1972 en Azteca, la legendaria banda de rock chicano. Cinco años más tarde, Escovedo se lanzó como solista, unificando elementos de jazz, salsa y Latin soul bajo la elegante cadencia de sus timbales. Nacida en una familia de música Sheila Cecilia Escovedo se dio a conocer a fines de los años 70 como la apasionada percusionista de The George Duke Band. La fama internacional vino de la mano de Prince, que la invitó a participar en las sesiones del disco Purple Rain. Como integrante del grupo que acompañaba a Prince en vivo, Sheila desarrolló un exquisito híbrido de pop, funk y música latina que apoyó los extraordinarios éxitos "The Glamorous Life" y "A Love Bizarre".

Fito Páez (Argentina)

Uno de los cantautores más brillantes en la historia de la música argentina, Fito Páez supo redefinir la esencia del pop-rock latino. Se dio a conocer a nivel nacional en 1985 gracias a su segundo disco, Giros y en 1994 alcanzó la cima del éxito artístico y comercial con El amor después del amor, una obra maestra influenciada por el pop de los Beatles, con sutiles ecos del folclor argentino. Fue un fenomenal éxito de ventas, con canciones como "A rodar mi vida" y "Un vestido y un amor". Las letras a flor de piel de Páez y sus melodías contagiosas que se convierten en himnos lograron trascender su país de origen y lo han llevado a ganar ocho Latin GRAMMYs y un GRAMMY.

Milly Quezada (República Dominicana)

En un género dominado por los hombres hasta que ella hace su aparición en los años 70, Milly Quezada cambió la historia del merengue con la calidez y energía contagiosa de su voz. Siempre fiel a las auténticas raíces dominicanas del género bailable por excelencia, se ganó rápidamente el apodo de "reina del merengue". Durante su adolescencia formó con sus hermanos el grupo Milly, Jocelyn & Los Vecinos, y lanzó una serie de éxitos como "Volvió Juanita", que le permitieron salir de gira por el continente americano, Europa y Japón. Quezada se retiró en 1996 a consecuencia del trágico fallecimiento de su esposo, pero regresó como solista un año después, confirmando su reputación como leyenda dominicana gracias a canciones clásicas como "Entre tu cuerpo y el mío", "Toma Mi Vida", "Porque me amaste" y "Para darte mi vida". Ha ganado tres Latin GRAMMYs.

Gilberto Santa Rosa (Puerto Rico)

Gilberto Santa Rosa fue uno de los pocos artistas de salsa que surgió en la década de los 80, cuando la explosión del género de la década anterior pasaba por una inevitable decadencia. Luego de participar en varias orquestas boricuas de los años 70, en 1981 fue contratado por el director de orquesta Willie Rosario, con lo que confirmó su reputación como promesa de la música tropical. Cuando lanzó su primer LP como solista, Good Vibrations, en 1986 – el ganador de cinco Latin GRAMMYs había asimilado el azucarado estilo de la salsa romántica, fusionándolo con la intensa estética afrocaribeña que atesoraba. Este envidiable equilibrio es la clave de himnos de la salsa contemporánea como " La agarro bajando", "Conteo regresivo", "Conciencia" y "Que alguien me diga", además de ser un gran intérprete de electrizantes conciertos.

Puede interesar también:

Pablo Alborán acumula cuatro candidaturas en las nominaciones de los premios Latin GRAMMY

C. Tangana y Danna Paola entre las actuaciones confirmadas para la gala Latin GRAMMY 2021

Relacionados

CADENA 100