Aprender a respirar bien te cambiará la vida

Creemos que sabemos hacerlo por ser una acción involuntaria cotidiana, pero no es tan fácil como parece. Sin embargo, sus beneficios te sorprenderán
respirar

 

Matilde Fenoy

Matilde Fenoy

Coordinadora digital 

Tiempo de lectura: 2’

¡Ganar calidad de vida! Ese es principalmente el motivo de este reto.

Si fueramos conscientes de todo lo que ganamos respirando mejor, gestionaríamos mucho más nuestro estrés y momentos de tensión. Todas las células del organismo necesitan oxígeno para funcionar y este elemento antes de llegar a la sangre y de alcanzar cualquier órgano, primero pasa por los pulmones. Por eso es tan importante cuidarlos.

CLAVE PARA TU BIENESTAR

Respirar correctamente hace que ganes vitalidad. Si respiras mal el corazón debe hacer mucho más esfuerzo para funcionar. Y al contrario, mejorar tu oxigenación beneficia al corazón, a tus células, y obtienes más energía y todo te cuesta menos esfuerzo.

Respirar desde la posición correcta hace que te sientas mejor. Inspirar profundamente te calma y, según una investigación reciente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Toho (Japón), concentrarse en esa respiración durante unos minutos incluso mejora tu estado de ánimo.

pulmones

 

CÓMO RESPIRAR CORRECTAMENTE

  1. Lo ideal es coger el aire por la nariz y soltarlo por la boca. Muchas personas tienden a respirar más por la boca y al hacerlo así las vías respiratorias se inflaman con más frecuencia y hay más riesgo de infecciones.
  2. Para mantener la buena salud pulmonar, es muy importante en la medida de lo posible no fumar, hacer ejercicio físico a diario, llevar una dieta equilibrada y tratar precozmente cualquier afección respiratoria para que los pulmones se conserven sanos durante más tiempo.
  3. La actividad física en general ayuda a mejorar la condición respiratoria y la resistencia al esfuerzo. La caja torácica (que envuelve los pulmones) es elástica y si la trabajas se expande más. Así es capaz de “atrapar” más aire al respirar. Si combinas ejercicio aeróbico con otros específicos para respirar mejor, en solo un mes notarás una mejoría.
  4. Disciplinas como el yoga, el pilates o la meditación mejoran la técnica respiratoria. En concreto, ayudan a que la respiración pase de ser una función mecánica e inconsciente a una consciente. Así, te enseñan a “reeducar” al aparato respiratorio.

Como es algo que nos encontramos en el día a día y no tomamos en cuenta, queremos proponer esta semana el RETO DE APRENDER A RESPIRAR, ¿te atreves? Con unas claves muy prácticas y funcionales, notarás como tu cuerpo de expande y deja atrás el ''traje de neopreno'' en el que vivimos. El estrés del día a día, las presiones laborales o los problemas cotinianos y las prisas, generan que nos comprimamos sin darnos cuenta. Tenemos que acabar con eso y regalarnos momentos de calidad.

Para enviarnos tus sensaciones y evolución, escríbenos a la cuenta @participa@cadena100.es. Será un placer compartir juntos este camino.