Nos ayudan en la puesta a punto en invierno

Aportan energía, son antioxidantes y ayudan a mejorar nuestro rendimiento, aumentar la vitalidad y sentirnos rejuvenecidos
Bol acai

 

Matilde Fenoy

Matilde Fenoy

Coordinadora digital 

Tiempo de lectura: 2’

Acaba de terminar el primer mes del año. Llegan 335 días por delante llenos de nuevos propósitos, objetivos, metas, experiencias, ilusiones y cremiento. Esto requiere que estemos más activos supone un esfuerzo a nivel mental, pero también a nivel físico. La falta de actividad durante periodos largos hace que perdamos agilidad y energía, lo que explica por qué tenemos la sensación de que todo nos cuesta el doble de esfuerzo. A esto hay que sumar el efecto que sobre nuestra piel y nuestro cuerpo han dejado los excesos veraniegos. La suma de comidas copiosas, el cambio de horarios, el consumo de alcohol y las exposiciones continuadas al sol dan lugar no solo a los kilos de más, sino también a signos de envejecimiento como lucir una piel apagada y sin luz.

Para recuperar la salud de la piel, potenciar tu energía y olvidar esos kilitos de más los expertos aconsejan volver a los buenos hábitos que ayuden a frenar la inflamación y la oxidación celular.

ctv-6ee-superali

- Tus mejores 10 aliados

La base de esta dieta son cuatro grupos de nutrientes antiedad que son clave y que contienen estos 10 superalimentos con carácter antiinflamatorio,  antioxidantes y antiretención.

  • Salmón salvaje. Contiene DMAE, Axantina y Ácidos Grasos. Es el perfecto alimento anti-edad. El DMAE aporta efecto lifting, mientras que los demás mejoran la luminosidad, firmeza y apariencia dérmica.
  • Aceite de oliva virgen extra. Posee ácido oleico, polifenoles y es un protector antioxidante que sólo se encuentra en esta clase de aceite de oliva y no en otros más prensados.
  • Las frutas y verduras. Especialmente verdes, por su contenido en clorofila, que es antinflamatoria. Además, son potentes antioxidantes y ricos en calcio y magnesio, que frenan el envejecimiento.
  • Fresas y frutos rojos. Potentes antioxidantes, claves para conseguir un rostro más joven y lleno de vitalidad. Además, ayudan a reducir la grasa corporal acumulada.
  • Lácteos naturales orgánicos, sin edulcorantes y bajos en sal. Entre los dos más recomendados se encuentran el yogur natural sin azúcar ni edulcorantes añadidos y el kéfir. Ambos contienen importantes bacterias para la salud intestinal y mejoran la digestión.
  • Avena en copos. Rica en fibras, grasas monoinsaturadas y proteínas, ayuda a controlar el colesterol y la presión arterial, además de mejorar el sistema digestivo, regular el azúcar en sangre y protege el organismo.
  • Plantas aromáticas y especias. Además de dar sabor a las comidas, tienen propiedades antiedad, como el tabasco, que contiene un poderoso antioxidante que proviene de los chiles.
  • Té verde. Es una de las bebidas clave de la dieta antiedad. No solo tiene un alto contenido antioxidante que estimulan el metabolismo, sino que también contribuye a impedir la absorción de grasas perjudiciales.
  • Agua mineral. El mejor aliado, ya que la deshidratación dificulta la metabolización de las grasas y, por lo tanto, impedirá que el organismo elimine los residuos.
  • Cúrcuma. Es antinflamatoria y neuro-protectora, permitiendo lucir una piel más fuerte y joven al ‘recordarle’ cómo mantenerse joven.
  • Cacao puro. Potente antioxidante, presenta un alto contenido en magnesio, regula los niveles de azúcar, ayuda a 'fijar' el calcio, controla la flora intestinal y protege el sistema cardiovascular.