¿Y tú, cómo cuidas la voz?

Aprende a mimarla como se merece
GroupCreated with Sketch.

María Bermejo

Redactora CADENA 100

Tiempo de lectura: 1’

La disfonía y la ronquera son los daños más comunes que pueden sufrir nuestras cuerdas vocales. De hecho, se calcula que más de dos millones de personas en España pueden sufrir este tipo de trastornos al menos una vez en su vida. Esto puede suponerte un problema, sobre todo si la voz es tu principal herramienta de trabajo. Una voz dañada puede empeorar tu calidad de vida e incluso las relaciones sociales y laborales.

Los especialistas insisten en la importancia de consultar a un otorrinolaringólogo si tienes cualquier mínima dolencia y así descartar cualquier tipo de lesión. También recomiendan no hablar más alto en espacios con ruido, evitar el tabaco y lugares con humo, hidratarse bien, dormir bien y llevar una correcta alimentación.
 

PUES YA LO SABES, SI QUIERES UNA VOZ SANA, ECHA UN VISTAZO A ESTOS CONSEJOS:
 

  • Controla el volumen de tu voz y evita hablar en lugares con demasiado ruido.
  • Reduce el consumo de alimentos que irriten tu garganta como el chocolate, los quesos o el picante.
  • Evita lugares con mala climatización y los cambios bruscos de temperatura.
  • Si vas a hacer un gran esfuerzo, hazte con algún medicamento homeopático que te ayude a prevenir la sequedad y la irritación. Y si está ya dañada, no la fuerces.
  • Evita carraspear, es mejor toser. Si lo haces con frecuencia, sería conveniente que visites a un especialista ya que puede estar causado por reflujo o alguna enfermedad alérgica.
  • Hidrátate muchísimo, bebe entre seis y ocho vasos diarios.
  • Duerme al menos siete horas diarias ya que la voz es muy sensible a la falta de sueño.

Relacionados

GroupCreated with Sketch.