La sábana bajera... esa que te costaba tantas discusiones con tu madre. Yo me empeñaba en unir las puntas, y ella hacía un pliegue rarísimo de un palmo y continuaba uniendo los extremos como con una normal.

Pues bien, no te pierdas este vídeo de la bloguera Martha Stewart, a ver si realmente funciona y, ante todo, no olvides que el trabajo en equipo es siempre mucho más fácil.

¡Saludos de Almudena Navarro!