Lo de ver el vaso medio lleno o medio vacío es una cuestión de actitud y se remonta siglos atrás en el tiempo. Los seres humanos estamos programados para pensar de manera negativa por una cuestión de supervivencia. Mostramos una atención especial ante sucesos o situaciones malas, mientras que lo bueno nos parece una tarea menos urgente. Lo malo siempre tiene más impacto que lo bueno. En el campo del periodismo por ejemplo, es conocido que una buena noticia no es noticia. 

Los estímulos negativos son más llamativos 

En psicoterapia se llama "sesgo de negatividad". El psicoterapeuta Jonathan Alpert, de la Universidad de Nueva York ha escrito un libro al respecto. Ha ganado siete Premios Emmy y colabora con la CNN y programas como "Today Show" "Good Morning America" . Está considerado como "el psicoterapeuta más mediático de Manhattan".

¿Cómo combatir el sesgo de negatividad?

Entrenando nuestro cerebro. Creando pensamientos y sensaciones buenas, conseguimos un enfoque hacia lo positivo.

vasos

Hoy te propongo un ejercicio sencillo: Piensa en algo bueno de tu día y grábalo en tu cabeza... Un beso de Ruth Medina