Ya quedan pocas horas para vivir la noche más terrorífica del año y aunque con los disfraces y decorativos ya la hacemos un poquito tétrica ¿Qué te parece si le damos un poco más de misterio? Yo te propongo que en la cena de Halloween cenes a oscuras. Así leído puede resultar divertido (que lo es) pero es que además te va a resultar una experiencia sorprendente e inolvidable. 
Existen varios restaurantes así que seguro que alguno te pilla cerca de casa. Lo primero que quiero recomendarte es que vayas con un grupo de gente, porque cuánta más gente haya en la sala mejor lo pasarás y a más conversaciones podrás unirte, porque créeme que lo harás.

 

  
cena a ciegas



Otra buena recomendación sería que fueses muy receptivo y te dejaras llevar por el personal del restaurante. Camarer@s que por cierto, van a saber guiarte y van a entender perfectamente lo que estás sintiendo en cada momento porque son invidentes. ¿Te está pareciendo curioso? Pues ahora viene lo mejor:  ¡No acertarás casi ni un ingrediente de lo que vayas a probar! Si que es cierto que los sentidos se agudizan y el gusto se potencia pero la vista ayuda mucho y en ausencia de ella, confundirás olores y sabores. Igual te pasará con la bebida, sobretodo si pides una botella de vino. Beberás blanco y pensarás que es tinto. Sé que estás pensando que eso es imposible pero 2/10 son los que aciertan. 
Ya sabes, si quieres tener una noche de Halloween diferente, ¿Por qué no ir y probar?

Mientras planeas si hacer de esta noche de Halloweeen, una cena inolvidable, sigue disfrutando de #LaMejorVariedadMusical . ¡Yo estoy contigo! Un beso de Alba Vizcaíno.