La primera vez de Lourdes Montes en un plató de televisión: salen a la luz sus secretos mejor guardados

La mujer de Francisco Rivera acudió junto a él al programa 'Arusitys Prime' y juntos protagonizaron una entrevista de lo más reveladora
La primera vez de Lourdes Montes en un plató de televisión: salen a la luz sus secretos mejor guardados

 

  • Atresmedia

Tiempo de lectura: 2’

Tras seis años de matrimonio con Francisco RiveraLourdes Montes se ha sentado por primera vez en un plató de televisión. Y no lo ha hecho sola, ha estado en todo momento acompañada por su marido y se han entrevistado entre ellos, regalándonos una charla cargada de sinceridad donde se ha hablado sobre la familia y el amor, principalmente, y donde han sacado a la luz secretos de su vida hasta ahora desconocidos en el programa de Antena 3 'Arusitys Prime'.

“Mi familia es lo más importante, es lo que me da la base, la seguridad en mí misma. Crecer en un ambiente familiar como el mío me aporta muchísimo, es lo que más me ha marcado”, ha confesado. Tampoco ha tenido problema en reconocer que ella forraba sus carpetas con las fotos de Fran y que fue “su amor platónico durante una época”, aunque después se le pasó el enamoramiento porque lo vio muy complicado. Hasta que se conocieron.

Los inicios no fueron fáciles ya que la familia de ella no estaba muy conforme con esta relación. “Mi madre me dijo que lo dejara, directamente. Me llevaba 10 años, torero, famoso, ligón, separado, con una trayectoria así como un poquito complicada”. Pero, tal y como ha confesado el propio Fran, ahora su suegra es suya completamente. Se ha ganado su cariño “cuidando a su hija, queriéndola como la quiero, los nietos que tiene”. Además, ha explicado una anécdota muy graciosa y es que cuando se lo presentó a su familia y a sus amigos todos decían: “Ah, pero si es muy normal”. La gente no se esperaba cómo es realmente”.

Han vivido momentos complicados desde que Fran se alejó del mundo del toreo, pero han sabido sobrellevarlos y seguir adelante. “Me he dedicado toda la vida a conseguir mi sueños y en una profesión tan exigente y absorbente, dejarlo no ha sido fácil. Me encerré en mí mismo y los que me han llevado a la realidad son ella y mis niños”, ha explicado. “Comparo a la familia con un barco, yo soy el casco, Lourdes el timón y los niños las velas, los que te impulsan a sacrificarte y a luchar. Lourdes con la cabeza, la capacidad que tiene es una mujer que desde el primer día es serenidad, normalidad y realismo absoluto”, ha concluido.

Relacionados

CADENA 100