''¿Otra vez?'': Kiko Rivera da un corte sonrojante a Sandra Barneda en 'Viva la vida'

Kiko Rivera, por sorpresa, entró en 'Viva la vida' y habló más alto y claro que nunca sin cortarse ni medir sus palabras, que también tuvo para Barneda
Sandra Barneda manda un mensaje a Emma García

Tiempo de lectura: 6’

Irene Rosales se rompía la pasada tarde en directo en 'Viva la vida' y Kiko Rivera salió de casa rápidamente en su defensa y de qué manera. El hijo pequeño de Paquirri no dudó en ponerse frente al reportero del programa donde trabaja su mujer para frenarles los pies a todos los que se pongan por delante o hieran a Irene, incluso siendo su madre la primera señalada. ''La culpable de todo esto no es mi mujer. La culpable es mi madre'', comenzaba diciendo con dureza Kiko directamente a Isabel Pantoja.

Y por si esa afirmación no fuera dura, lo que vino tras esto no se quedaba atrás: ''Mi madre está condicionada por mi tío Agustín, pero cuando uno tiene una edad... te condicione el que te condicione es uno mismo el responsable. Sé muy bien lo que digo y sé muy bien lo que hago, que tengo mi cabeza en este momento muy buen puesta'', afirmaba Kiko para los que puedan dudar de sus palabras.
''Sinceramente se ha abierto un poco la caja de Pandora y claro, no sé como decirlo para no abrir más frentes, pero es que es complicado no hablar con todo esto que está saliendo'', justificaba nervioso por volver a hablar. ''Quiero entender que la gente que ahora habla es por dolor y por contar su verdad, eso algunos, porque otros lo hacen porque son un poco oportunistas. Esto era un tema tabú -todo lo de la herencia- y ahora esta saliendo todo y así es como me estoy enterando cosas. Yo me estoy enterando por los medios y es mi madre la que me lo tenía que haber dicho. Es que es demasiado todo esto. Que me estoy enterando de todo así. Hacerlo ahora a mi edad... y que siga mi madre sin sentarse conmigo y que no me de ni una explicación. Que alguien se ponga en mi pellejo, por favor'', decía muy molesto.

Irene Rosales llora

El corte a Sandra Barneda

Fue en este momento cuando Sandra quiso tener un guiño con Pantoja y Kiko saltó sin dudar dándole un corte sonrojante. Porque al preguntarle porqué no había preguntado antes a su madre sobre toda la polémica con la herencia, Kiko Rivera le cortó en seco: "¿Otra vez?: No tenéis oídos o qué pasa aquí. La gente que trabajáis en televisión os gusta darle vuelta a la tuerca. Ya he dicho mil veces que he preguntado a mi madre por la herencia y ella me ha dicho mil veces que no había nada. Que no nos dejó nada'', dijo con dureza antes de comenzar a relatar todos los tiempos de este culebrón.

Fue en este momento cuando explica Kiko por última vez su reaparición en los medios: ''El 2 de agosto pasa algo que no puedo contar. No, por el momento -que no me dejan mis abogados-. Yo el 2 de agosto veo algo que hace que se me caiga la venda. Intento hablar con ella -Isabel Pantoja- al ver todo lo que vi y entre las cosas que pasan me dice que todo esto es mío y yo le digo que no, que esto es de los tres hijos de papá. Desde entonces pasan muchas cosas y yo hablo menos con ella, pero me da largas y hasta que no me siento en el Deluxe no me llama y me echa la bronca públicamente. Una bronca que no entiende nadie. Cuando pasó eso le dije que no me llamase más para llorar y contarme sus tonterías, que los demás tenemos problemas también y no ella no es el ombligo del mundo. Después de lo del Sábado Deluxe, mi madre empieza a hablar con periodistas fuera de cámaras y empieza a contar cosas. Y llega a mis oídos que esta pasando todo esto y hablando mal de Irene. Fue entonces cuando me llama Lecturas para ofrecerme la entrevista y digo yo que me lo voy a pensar. A los días me llama Milá contándome que lleva hablando con mi madre días y que está muy mal, que me quiere pedir perdón, que se ha equivocado y pasa todo esto. Me dice que me iba a llamar. Y entonces es cuando yo le digo a mi representante que no negocie nada con la revista, porque las cosas se van a arreglar. Total, que el viernes me llaman sus abogados diciendo que tengo que entregar el coche. Fue entonces cuando yo dije 'ahora voy a hablar'. Esto parece de película'', dice irónico.


Y recuerda: ''Ella no llamó, fueron sus abogados. Esta es la historia de cómo viene todo esto y estamos en esta situación. Y luego, cuando hago la entrevista, tengo la esperanza de que me llame mi madre y nada, todo lo contrario, porque en vez de hablar conmigo manda respuesta a través de Hola. Fue entonces cuando dije que quería contar todo. El día del especial de la herencia en Telecinco, para mí fue el día más duro de mi vida. Yo pensaba que iba a ser otro programa y que me iban a contar muchas cosas y al final hablé solo yo. Me han llamado luego para ir a la segunda parte y he dicho que no. No voy a hablar más. Mi madre tiene que llamarme, hay que aprender a pedir perdón cuando uno se equivoca'', reitero y reseñó con detalle.

A lo que Barnera, más comedida le dijo: ''¿Puedes entender cómo puede estar ella tras todo lo que dijiste de ella?''. Pero no removió a Kiko, que respondió tajante: ''Estará destrozada, pero ya te digo que esto que digo es la verdad. Conforme más leo y me entero de cosas ese amor por ella se convierte en rabia. Mi madre me tiene hipotecado hasta la médula''.

Sandra Barneda dedica unas palabras a Emma García

Sobre el acercamiento con los Rivera

Pero no fue lo único que explicó, porque Kiko lo tiene muy claro: ''Déjame que cuente una cosa sobre el acercamiento Rivera, que tanto está dando que hablar. Ya dije que toda la vida me han dicho que esta gente -en referencia a los Rivera- no era buena. Que yo haya ido a ver a mi tío Riverita o que conozca a mi tía Teresa, no quiere decir que sea mi día a día o lo vayan estar ahora, pero sí que me siento un poco en deuda con mi padre y quería hacerlo. Con mis hermanos la relación es estupenda y va a seguir siendo así''. Y no fue lo único que quiso aclarar: ''Luego quería decir otra cosa que dijo Belén Esteban porque soltó que le parecía mal que pasara por la puerta de Cantora y no fuera a ver a mi abuela. Ahí Belén habló con su corazón pero se pasó. Yo a mi abuela la veo y he visto toda la vida y a mi tío nunca. Además que no están las cosas para ir''.

Y antes de irse, volvió a dejar muy claro su único interés en todo esto: ''Yo ya me siento decepcionado y ahora miro por mí, mi mujer y mis hijos. Yo el día que vuelva por Cantona y ojalá sea muy muy tarde será el día que mi abuela no esté. Será el último día que pise allí'', cuenta con dolor. ''Yo ya no tengo nada que hacer allí. No soy yo el que tiene que dar este paso para arreglar esto. Cuando se enfada con mi hermana, el paso lo tengo que dar yo, cuando pasa algo, yo o mi prima Anabel a defender a mi madre. Ya estoy cansado, o me llama ella o no te voy a llamar. Ahora, yo no voy a hablar más de esto pero también te digo que como siga hablando de mi mujer yo sigo para adelante'', dice con tono de advertencia.
Kiko está cansado, pero está dispuesto llegar hasta el final y darle a sus hermanos lo que les corresponde: ''Mi intención es vivir con tranquilidad y que mi madre me de las explicaciones. Mi intención no es hacer un circo de todo esto. Yo quiero que todo esto frene y esto solo lo puede hacer ella. Estaría bueno que la llamase yo. Que haga lo que tenia que haber hecho desde hace tantos años. Coge las cosas de papá y dáselas a sus hijos. Hazlo. Te vas a sentir mejor contigo misma. Hazlo'', reprocha a su madre. ''En el momento en el que tu haces algo así, todo lo demás pasa a segundo plano. Lo que pasa es que si tienes que aceptar, pedir disculpas y aceptar que te has equivocado y ella no lo va a hacer'', le sugiere serio.

Irene Rosales Kiko Rivera

Sobre lo que hará Pantoja

Una de las cosas que más se preguntan en presa es qué hará Pantoja cuando rompa su silencio, Kiko también se pronuncia sobre ello: ''La respuesta de mi madre, lo que espero es lo que leo. Que se está armando para lanzarme respuesta, que ha cambiado de abogados... ¿No será más fácil levantar el teléfono y darme explicaciones? Yo lo único que se es que mi madre me ha engañado todos los días de mi vida y que si le pasa algo me lo como yo -hablando de las deudas-, y que si yo no puedo hacerlo se lo comen mis hijos. Es que no. Esto no. Yo no hablo por herencia, hablo como hijo'', se justifica.

Y comparte su dolor: ''No sé yo porqué está actuando así. Nadie te para si quieres tú llamar a tu hijo. Ella como madre no ha estado siempre, por lo que sea. Durante toda su vida ella ha puesto a sus relaciones a mí. A la vista está que cuando estaba con Julián se fue a vivir con él y no contó nada. A mí ella no me va a echar en cara nada. Yo me he gastado mi dinero, pero ella también se ha gastado el mío también. El que haya entrado para apoyarme públicamente me ha dado mucha fuerza, porque yo también lo necesito, dice Irene Rosales. Mi madre me ha traído el mundo, pero mi mujer me ha salvado'', zanja con crudeza.

Una situación que se complica por momentos y que con todo lo que ha ocurrido ya, apunta a que lo que viene será todavía peor.

También te puede interesar...

El mensaje de Kiko Rivera a Irene Rosales: “Lo siento pero alguien ocupó tu lado de la cama”

Relacionados

Escucha en directo CADENA100, la radio con la mejor variedad musical. Si lo deseas puedes bajarte la aplicación de CADENA 100 para iOS (iPhone) y Android.

Y recuerda, en CADENA100 encontrarás todo el contenido sobre tus artistas favoritos, la mejor variedad musical, la última hora sobre los conciertos y, sobre todo, aquellos sonidos que no puedes encontrar en ningún otro lado.

CADENA 100