Justin Bieber y el peor fin de semana de su vida: "Por favor, rezad todos por Hailey"

El canadiense aún no ha logrado superado el traumático fin de semana después del ictus que sufió su mujer
Justin Bieber y el peor fin de semana de su vida: "Por favor, rezad todos por Hailey"
CADENA 100

Community Manager CADENA 100

Tiempo de lectura: 2’

Todos conocemos el trágico episodio que sufrió Hailey, la mujer de Justin Bieber,el pasado jueves, cuando tuvo que ser trasladada al hospital después de sufriir un ictus. Allí ha pasado todo el fin de semana, donde ha logrado recuperarse sin secuelas, tal y como ella misma detalló posteriormente.

Por una amigo cercano a la pareja sabemos que, a pesar de que ahora todo está bien, Justin ha sufrido mucho con este desafortunado hecho, llegando a derrumbarse solo de pensar que podría perder al amor de su vida. Todos sabemos cuán significa Hailey para el artista, que ha logrado cambiar su estilo de vida y su forma de ser hasta convertirlo en quien es hoy en día, por eso, y sabiendo que ha hecho tanto por él, no podía hacerse a la idea de que su mujer estuviera en peligro.

Hailey Bieber

Esta fuente anónima asegura que el cantante estaba tan asustado que estaba dispuesto a pagar la cantidad que fuera para que Hailey recibiera el mejor tratamiento posible después de que en el hospital detectaran que había sufrido un ictus. La modelo, de 25 años, comenzó a tener sintómas cuando estaba desayunando tranquilamete en casa junto a su marido, pero fue rápidamente trasladada, hecho clave para que esta historia haya tenido un final feliz.

Justin Bieber estuvo con ella durante los dos días que Hailey estuvo ingresada en el hospital, a su lado, sin dejarla sola ni un solo instante después de enterarse de que había tenido un pequeño coágulo de sangre en su cerebro, algo que provocó que durante un breve periodo de tiempo sufriera una falta de oxígeno.



Ella no ha tenido ningún problema en contar cómo ha vivido esta terrible experiencia, sin embargo hay quen aún sigue en shock por todo lo ocurrido y ese es Justin Bieber. El canadiense no ha compartido ni una sola palabra con sus fans, ni para explicar cómo está ni para detallar cómo se siente, pero su entorno más cercano ha podido ampliar esta información ofreciendo algunos detalles.

Ahora ya todo ha pasado, pero según cuenta el canadiense no ha conseguido superar lo sucedido. Entró en pánico y ha estado llorando durante todo el fin de semana. Una de las cosas que hizo el cantante fue escribir a sus más allegados para contarles qué había padado y perdirles a todos que rezaran por la vida de su esposa

Después de este mal trago, ambos han cambiado su forma de ver las cosas, asegura este amigo a la revista People, centrándose a partir de ahora en lo verdaderamente importante para ellos, que son sus vidas y cuán imprescindibles son el uno para el otro. Esperamos que pronton se repongan de este susto y él pueda abrirse como suele hacer con sus fans para poder pasar página y mirar hacia adelante.

También te puede interesar...

CADENA 100