Aprendiendo swing

¿Será porque todo está inventado, o porque el swing tiene un no sé qué que desprende clase y glamur por los cuatro costados?

Tiempo de lectura: 1’

El swing es tendencia, y cada vez son más las ciudades españolas que incluyen entre su oferta cultural clases de este baile tan recurrente. 

Pero, ¿qué entendemos por swing? Según el diccionario de la Real Academia Española, se trata de un “estilo de jazz orquestal, bailable y de ritmo vivo, de moda en la década de 1930.” 

El swing se puede reconocer porque comparte con el jazz algunos elementos instrumentales, como un contrabajo, un piano, y una batería, así como trombones y trompetas; saxofones y clarinetes; y, en ocasiones, violines o guitarras. En cuanto al ritmo, suele caracterizarse por tempos medios y rápidos así que, si estás acostumbrado a bailes más bien lentos, el swing te va a activar desde la primera nota. 

Aunque originario de Estados Unidos, este estilo no tardaría en llegar a Europa - primero, a París- y, poco a poco, iría cobrando importancia en el resto del continente. Además, estos últimos años parece que el swing ha logrado hacerse un hueco y toto apunta a que viene para quedarse. 

Pero, yendo a cuestiones más prácticas... ¿Cuáles son las claves para bailar swing? Pues, además de dejarse llevar por la música, tener buena conexión con la pareja, y llevar prendas que permitan moverse con agilidad, en este estilo en concreto es fundamental sonreír. El buen rollo es, pues, un requisito indispensable para este baile, así que... ¡Atrás las malas caras! 

Por otro lado y, como no podía ser de otra forma, el calzado es esencial. Debe deslizar bastante, luego se puede optar por bambas, para un estilo más informal, o por los típicos zapatitos elegantes que todos tenemos en mente cuando visualizamos este estilo. En el caso de las mujeres, los hay con o sin tacón, y se pueden adquirir en tiendas especializadas. 

En relación a los artistas más reconocidos dentro de esta disciplina, destacan Benny Goodman, Fletcher Henderson, Duke Ellington, Count Basie o la gran Ella Fitzgerald, por si quieres escucharlos en casa y probarte antes de tomar clases. 

¡Todo el mundo a bailar! 
 

GroupCreated with Sketch.