El sorprendente error que comentes al hacer un huevo frito

Los huevos son uno de los productos más recurridos en la cocina española, pero hay unos pasos básicos que tener en cuenta en su cocinado
El sorprendente error que comentes al hacer un huevo frito

 

Tiempo de lectura: 2’

Una de las frases más recurridas entre nuestros chascarrillos es ''no sabes ni freír un huevo''. Pero ojo, que no es una broma. Hacer un huevo frito, pese a ser una de las primeras cosas que uno hace en la cocina, también es de lo más complicado.

Como en la vida, en la cocina también hay una gran lista de cosas que damos por sentadas por el simple hecho de haberlas visto siempre igual a lo largo de la historia.

Ya hablamos semanas atrás sobre la razón que hace que los huevos nunca estén en las neveras de los supermercados y, sin embargo, sí que sea de lo primero que meteros en el frigorífico de casa para su mejor conservación. Pues bien, la respuesta tenía que ver con la cáscara del huevo y, más concretamente, con la cutícula, la capa que protege al interior del huevo de posibles bacterias como la salmonela o la listeria, que suelen aparecer en la superficie de la cáscara. Y es que, los cambios bruscos de temperatura pueden dañar esa cutícula, provocando que las bacterias que se acumulan en la cáscara entren dentro del huevo e infecten la yema y la clara. Por ello, no se recomienda que pasen de un estado en frío a temperatura ambiente y de nuevo otra vez al frío, sino que directamente pase a la nevera de casa.

ctv-ixf-shutterstock 267225257---copia

Dicho esto, esta recomendación va muy ligada a lo que vamos a tratar hoy: el huevo frito. Como decimos, no es tan sencillo hacer el huevo perfecto ni hacer un buen frito, el punto más importante es la temperatura del aceite, pero hay que tener muy en cuenta que para que no te lleves un buen susto durante el cocinado hay que cuidar mucho los tiempos.

Los huevos también pueden ser peligrosos. Nunca hay que echar un huevo a la sartén si lo acabas de sacar de la nevera con el aceite muy caliente. De hacerlo, puedes provocar que el aceite salte con fuerza y provoque importantes quemaduras. Por tanto, el error común que más se comente en la cocina es no controlar los tiempos ni las temperaturas. Para evitar correr riesgos, se recomienda sacar el huevo de la nevera, para que esté con la temperatura ambiente a la hora de echarlo a la sartén.

ctv-wbp-shutterstock 423768925---copia

Dos claves para hacer un huevo frito de Estrella Michelín.

Los ingredientes en cualquier receta son fundamentales para el resultado final, pero en el caso de los huevos fritos es algo básico, porque solo hay dos: huevos y aceite, y en ambos casos son fundamentales. Huevos de calidad y buen aceite. La temperatura ideal será llegar a los 180ºC.

Relacionados

No te olvides

Escucha CADENA 100 en directo a través de la radio, desde CADENA100.es, nuestra app en Android y iOS y a través de TDT. La música que más te gusta para empezar el día con el pie derecho con "¡Buenos días, Javi y Mar!" y para cuando vuelves del trabajo con "Mateo y Andrea".

Disfruta de 45 minutos de música sin interrupción con Ruth Medina, Myriam Rodilla, Almudena Navarro, Antonio Hueso, Gorka Rodríguez, Iván Torres, Pablo Gallinar e Ignacio Visiers mientras conectas con tus números 1 de ayer y de hoy, una selección de la mejor música nacional e internacional y la mejor actitud para afrontar el día mientras trabajos. ¡Estás en CADENA 100, La mejor variedad musical!

CADENA 100