Cuántas veces nos ha pasado eso de que viene gente a comer a casa y nos liamos con las cantidades, en cuanto nos sacan de nuestra rutina la sopa se nos queda aguada o el extremo contrario, comemos fideos en lugar de sopa... Pues te voy a contar unos truquitos para que aciertes con las cantidades y sin necesidad de comprar aparatos que te ocupen sitio en casa.

-Empezamos con el arroz por ejemplo. Yo creo que es de lo más complicado, acertar con la cantidad de arroz y de agua para que no se quede pasado o crudo. Pues la medida es un buen puñado (con la mano cerrada) por persona. O bien medio vaso de los de cristal de toda la vida (esto luego te ayuda a calcular la cantidad de agua).

-Con los macarrones es fácil. Tienes que formar un cuenco con tus manos y lo llenas hasta arriba, esto equivale a una ración media.

- Legumbres. Se pone uno a preparar unas lentejas por ejemplo y no tiene ni idea de cuánto hay que echar. Yo lo hago a ojo y luego tengo lentejas para quince días. Vale, la respuesta es un puñado (bien lleno) y medio.

-Espaguetis. He leído que detrás del paquete te viene un círculo para calcular. Pero como yo no lo he visto nunca, por si acaso, coloca la uña del índice en la mitad del dedo gordo (formando un círculo). Ahí tienes la cantidad.

-Fideos para la sopa. Menudo problema. O te pasas o te quedas corto. Bueno, pues dicen que lo normal es un puñado bastante cargado por persona.

Espero que te hayan servido los truquitos, que conste que no son medidas que yo me haya inventado, lo dicen los expertos y yo las he apuntado también para intentar acertar alguna vez... Soy Grethel González, ¡¡feliz domingo!!