24 mujeres de 19 países distintos han participado en la primera edición de Miss Mundo en silla de ruedas celebrado en Varsovia, cuya ganadora ha sido Alexandra Chichikova, una joven bielorrusa de 23 años.

Todos los continentes se han visto representados en esta nueva modalidad del tradicional certamen de belleza, que ha tenido en cuenta como requisitos, entre otros, la personalidad, aspectos de la vida social y actividades cotidianas de las modelos.

Alexandra Chichikova es estudiante de pedagogía y psicología y, tras recibir su corona, animó a los presentes a “luchar contra las propias angustias y miedos.”

La sudafricana Lebohang Monyatsi quedó en segundo lugar, y Adrianna Zawadzinska, de Polonia, se alzó con el tercer puesto.

¡Bravo por estas iniciativas que dejan patente que la belleza tiene tantas manifestaciones como queramos ver!

Un abrazo de Jordi Cruz.