Benedict Cumberbatch y Kristen Stewart son dos de los actores más reconocidos de Hollywood y en los últimos años han llenado portadas por su interpretación. Él se ha metido en la piel de Alan Turing en 'Descifrando Enigma', Doctor Extraño o Sherlock Holmes y a ella muchos la descubrimos como Bella Swan, la protagonista femenina de la saga Crepúsculo y es una de las actrices más reivindicativas del panorama actual. 

Estos días han protagonizado portadas por dos acciones que nos han encantado ya que muestran su cara más reivindicativa. 

Benedict Cumberbatch pide la igualdad salarial

Él es uno de los últimos héroes de Marvel y ha sorprendido con sus declaraciones en una entrevista recientemente en la que ha confesado que, si un actor se encuentra con un papel en el que cobra más que su compañera femenina en igualdad de condiciones, no debería aceptar ese papel: "Pregunten lo que se paga a las mujeres, y digan: si no cobran lo mismo que los hombres, no voy a hacerlo". Estas declaraciones de Benedict Cumberbatch vienen precedidas por la polémica desatada tras cononocer el sueldo de Claire Foy, protagonista de la serie de Netflix The Crown, en la que interpreta a la reina Isabel II. Se descubrió que ella cobraba menos que el actor que encarna al príncipe Felipe (su esposo), Matt Smith, algo que justificaron con que él era más popular.

En cuanto a Kristen Stewart, esta noche ha protagonizado la imagen más destacada de la alfombra roja de Cannes. Después del posado frente a los medios, el siguiente paso era subir unas escaleras que la conducían hasta la ceremonia y se descalzó de sus taconazos para poder subir cómodamente. 

Kristen Stewart fue imagen de la marca española Balenciaga y a día de hoy es imagen de Chanel, dos de las marcas más internacionales que, seguro, pueden presumir de tener entre sus musas a una actriz con tanta personalidad.