Instagram sigue en auge. No es de extrañar la propuesta de una compañía rusa, que alquila aviones privados para sesiones de fotos. La experiencia completa de Instagram de Private Jet Studio incluye una sesión de fotos profesional y cuesta 207 euros.

jet

¿Lo alquilarías? Un beso de Ruth Medina