Paty Cantú ha unido su talento al del músico e intérprete español Pablo López para la canción "Déjame ir" uno de los temas favoritos del público, dentro del repertorio de la cantautora. Paty le tiene tanto apego a esta canción que asegura que "es otro tatuaje musical para mí".

Paty Cantú subraya que "es una de las canciones que la genta canta con más amor en los shows y la quiero sonar siempre, en mi vida” mientras que asegura que la asociación musical entre ella y Pablo López, se dio de manera orgánica: “tuvimos una química personal y artística inmediata”. Y va más allá cuando sentencia que el resultado supone "dos hijos de la música poniéndole dos almas a una sola canción para convertirla en mil historias para el mundo".

Por su parte, Pablo López sobre la experiencia de cantar en vivo afirma que "cuando te vas a subir al escenario, es un sitio violento a veces, pero esa violencia se torna hermosa porque estás con una gran compañera de la mano y sabes que te la vas a pasar bien” y “es una canción que expresa de una manera encarnizada un sentimiento que todos hemos tenido alguna vez, pero cuando la cantas, duele”.

Con una instrumentación que acentúa el dramatismo de la letra, “Déjame ir” transmite el duro cuestionamiento que una persona le hace al ser amado: "Para este amor tan despectivo / Dime ¿qué diablos haces ya conmigo y qué hago aquí? / Porque aun así pides más / No me queda nada / ¿Qué quieres de mí? / ¿Qué te da el derecho de hacerme sufrir? / ¡Guarda tus palabras y déjame ir!".

Este es el resultado final de la grabación en directo en vídeo de "Déjame ir":