Como no podía ser de otra manera, la canción por excelencia y la que deseaban escuchar ansiosos todos los fans del puertorriqueño, Luis Fonsi, fue cantada dos veces en el Teatro Real. 

El cantante arrasó en el templo de la Ópera de Madrid, agotando todas las entradas para el evento tan sólo unos días antes.

"Despacito" que se ha convertido en la canción más escuchada, ha batido record a nivel mundial, es por eso que los treinta y cinco grados a la sombra que marcaban a primera hora de la tarde en la plaza de Oriente, no impidieron que los espectadores esperaran impacientes a su encuentro con el cantante. 

Fonsi, que actuó con un look un tanto rockero cerró el concierto "poquito a poquito" poniendo en pie al Real.