Se trata de una canción dedicada a las víctimas del atentado del club gay en Orlando, Florida, el 12 de junio de 2016.

Desde un primer momento, Christina Aguilera mostró su dolor.

Y, ahora, lo hace con este tema, CHANGE: