Toñi Moreno confiesa su problema con el dinero: "No le doy valor al dinero"

Toñi Moreno ha hablado sobre su relación con el dinero y como el confinamiento le ha ayudado a cambiar
Toñi Moreno y su problema con el dinero

Tiempo de lectura: 2’

Cada persona durante el confinamiento nos ha dado por diferentes hobbies por llamarlo de alguna manera. Unos a cocinar, otros a hacer deporte y otros a comprar efusivamente por internet. Como ha sido el caso de Toñi Moreno.

La presentadora ha vuelto, con la nueva normalidad, a su cal de ‘mtmad’. En este episodio ha querido contar cómo ha pasado la cuarentena sola en Madrid junto a su hija Lola. Una de las cosas que ha hecho ha sido: “Comprar, comprar y comprar. Me he liado a comprarle a la niña vestiditos".

Toñi Moreno enseña el armario de su hija

El problema de Toñi Moreno con el dinero

Algo que ha hecho que Toñi Moreno confiese su relación con el dinero llegando incluso a calificarse como "una manirrota". Un poco avergonzada y entre una sonrisa de culpabilidad mostraba el gran armario de su hija. Y es que con tan solo cinco meses de edad ya tiene hasta un vestido de flamenca.

Aunque haya intentado cambiar a lo largo de los años confiesa: “Mi madre se debe haber echado las manos a la cabeza porque ella siempre me dice 'ahorra, ahorra, ahorra' y mi abuelo Lorenzo se murió diciéndome que ahorrase". Algo que parece que Toñi Moreno no ha acabado de aprender.

Tanto es así que se sinceraba con los espectadores: "El dinero siempre ha sido un problema. Mi madre, mi padre y mi familia siempre me han dicho que parece que tengo un agujero en la mano porque no le doy valor al dinero, y hay que dárselo. Yo me he dado cuenta en este confinamiento, sobre todo porque he sido madre y me ha cambiado la cabeza”.

Toñi Moreno habla sobre su confinamiento

Su pasado más humilde

Y es que Toñi ha reconocido que el dinero nunca le ha llegado a preocupar porque considera que puede ser feliz sin nada. Bastante emocionada, Moreno ha confesado que: “Hasta ahora había vivido con la sensación de que si no ganaba dinero podía ser feliz con nada. Y añadía que venía de una familia humilde: “Mi padre trabajaba en el campo, mi madre limpiaba y yo empecé a trabajar con 14 años. En mi casa nunca ha sobrado el dinero pero he sabido vivir así".

Pero esta situación no ha hecho que se convierta en una mujer precavida: “He tenido etapas en las que he podido ganar mucho dinero pero no he sido previsora, le arreglé la casa a mi madre, me cogí a mi familia y nos fuimos de vacaciones... pero lo hemos disfrutado”.

Aunque asegura que esto ya es cosa del pasado y que a sus 47 ños y con una niña en el mundo las cosas se ven de otra manera. "Ahora me ha coincidido el nacimiento de Lola con que ha parado ‘Mujeres y hombres’ y he dejado de facturar. De repente he tenido como vértigo, como miedo, porque ya no estoy yo sola en el mundo”. Incluso ha asegurado que se ha convertido todo lo contrario: “Soy muy extremista y ahora me he vuelto súper huraña y miro hasta el último euro que me gasto", aseguraba de broma.

También te interesa...

Así ha sido el año más intenso de Toñi Moreno: mamá primeriza y nuevos proyectos profesionales

Relacionados

CADENA 100