Tania Llasera reivindica el no subirse a la báscula: “Es una medida más natural que unos dígitos”

El peso es algo que nos preocupa a muchos y Tania Llasera tiene la solución perfecta para decir adiós a la báscula
Tania Llasera explica por qué no hay que subirse a la báscula para pesarse

Redactora CADENA 100

Tiempo de lectura: 3’

Subirse a la báscula para ver si hemos engordado es un gesto no muy agradable ya que si no has conseguido perder peso o, peor, lo has cogido, produce una sensación de desasosiego que deja con el corazón encogido. Pero Tania Llasera ha encontrado la solución perfecta para que esto no suceda más y tiene el sustituto de la báscula, según ella mucho más cómodo y natural ya que no dependes de un dígito que aparezca en un aparato que te dice si has engordado o adelgazado.

La solución está en los vaqueros, la presentadora tiene unos que se prueba cada 2 o 3 días y que son como la prueba del algodón: no engañan. Al probártelos sientes perfectamente si has ganado algunos kilos o si por el contrario los has perdido, y esto es algo que ha querido explicar a sus casi 700 mil seguidores en su perfil de Instagram. Y, como cada cosa que publica, no ha estado exento de polémica.

Tania Llasera explica el método para acabar con la báscula

Esconderla o regalársela a alguien es la sugerencia que hace Tania Llasera sobre la báscula, y es que es un aparato que hace años que desapareció de su vida y que no echa nada de menos. Hace mucho tiempo que no tiene ni idea de cuánto pesa, eso es algo de lo que solamente lleva el control su médico, y se conforma con saber que está sana y, sobre todo, que sigue entrando en sus vaqueros. Y esto lo ha tenido que explicar porque son muchos los que le han preguntado que si no se pesa, cómo sabe que ha adelgazado 10 kilos desde que empezó con el ayuno intermitente, una dieta que empezó en el confinamiento y con la que todavía continúa ya que se ha convertido en su estilo de vida. Y la respuesta no es otra más que es su médico el que lleva el control de su peso.

Y es que Tania utiliza unos vaqueros como método para saber si ha adelgazado o engordado, y no le falla nunca. “Secreto a voces: yo no me peso, me mido con un vaquero. El vaquero como medida de tu propia comodidad en tu cuerpo”, ha escrito junto al vídeo en el que ha explicado a sus seguidores que hay que quererse como uno es y no depender de un número que aparece reflejado en una báscula. Porque, como ella misma explica, sobre todo en las mujeres, ese número sube y baja muchas veces dependiendo de factores externos como la menstruación o la retención de líquidos y eso es algo que no se puede controlar pero que sin embargo sí se ve en ese número que tanto asusta mirar.

Tania Llasera, feliz con su cuerpo, desvela su peso

Tania Llasera ha decidido apostar por la naturalidad, al menos durante el verano, y no se va a maquillar y mostrará su rostro sin filtros porque es muy importante mandar un mensaje positivo a la sociedad y no mostrar una cara ideal que realmente no existe. Sobre el vaquero con el que nota si ha engordado o no, ha explicado: “es mi medida, quien me dice ‘cuídate, toma comida más ligera que estoy empezando a petar’. Ahora me he tenido que poner un cinturón y eso significa que estoy bien, pero seguramente si me subiera a la báscula me diría que he engordado”, dice en el vídeo.

Lo que me da rabia es que la gente se fija muchísimo en su peso, en su número digital de una báscula”, ha dicho. “Gracias a mis vaqueros este confinamiento ha sido mi salvación. Es lo que me dice si estoy cómoda o no con mi cuerpo”, ha explicado, antes de recomendar que no se haga con leggins o ropa cómoda porque es muy traicionera y luego cuando te quieres poner un vaquero no puedes. “Es una medida más cómoda y natural que los dígitos en una báscula”, ha asegurado.

Tania Llasera siempre se ha mostrado orgullosa de su cuerpo y de ser una mujer real

Tania no quiere bajar más kilos porque se siente bien consigo misma, “con mantener y estar sana, ya no estoy incómoda con mi cuerpo”, ha asegurado. Y es que antes de adelgazar estos 10 kilos, llegó un punto en el que los pliegues de la piel le rozaban, le sudaban e incluso empezaba a tener rozaduras, aunque ella misma se veía bien. “Tengo una talla 42, mido 1’70 y pesaré alrededor de 80 kilos”, ha desvelado. Solo hay una cosa que quiere cambiar, y es su barriga, porque después de dos cesáreas para dar a luz a sus hijos, se le resiente.

También te puede interesar...

El comentado piropo que Tania Llasera echa a su cuerpo tras perder más de diez kilos

Tania Llasera comparte un posado en bikini y se le vuelve en contra: “El problema eres tú misma”

CADENA 100