Stella del Carmen Banderas revela los impactos sufridos por ser hija de dos famosos

Todo tiene sus ventajas y sus desventajas y así lo indica hija de Antonio Banderas y Melanie Griffith
Stella del Carmen Banderas revela los impactos de ser hija de dos famosos

Tiempo de lectura: 3’

La fama o tener a padres que son famosos siempre ayuda. Claramente ayuda si estás intentando someterte a un trabajo que requiere influencia como el modelaje, la interpretación, tener seguidores en redes para facilitar el ser 'influencer' y muchos otros aspectos. Está bien decir mi padre es uno de los actores más famosos que existen. Pero también existe un peso detrás de llevar un gran apellido y esto es lo conoce bastante bien Stella del Carmen Banderas. La hija del malagueño y Melanie Griffith se expresó en una de sus últimas columnas en ‘Vanity Fair’, donde ha relatado su mayor obstáculo como hija de dos famosos. No fue fácil gestionar la popularidad de sus padres, algo que la llevo sentirse un poco fuera de lugar en algunos momentos de su vida. Al tener padres que trabajan mucho y tienen que viajar constantemente, aveces es difícil compartir una relación normal con ellos y poder estar rodea constantemente.

Lo más destacable de todo y como ha explicado, es lo difícil que es hacer cosas normal y corrientes sin ser el foco de atención. “Hay un nivel de intimidad y normalidad al que no creo que ni mi familia ni ninguna otra mediática pueda acceder nunca”, contaba la hermana de Dakota Johnson en estas líneas, donde explicaba que vivió con normalidad y “pudo olvidarse” de la fama durante varios años de vida. Concretamente, hasta que aterrizó en la universidad, donde los otros estudiantes o amigos le preguntaban cosas sobre sus padres de forma constante. “La primera cosa que me decía todo el mundo era: “¿Tu padre es Antonio Banderas?”, recuerda ahora. Entre sus reflexiones, la modelo ha manifestado que las redes sociales exponen demasiado nuestras vidas y que al menos pudo disfrutar de su infancia, aunque esto no evitó que fuese consciente del “aislamiento que conllevaba” ser la hija de dos auténticas estrellas.

ctv-ci5-7de1e84d-43c8-4ed3-9200-e6c5db7da1f4

Sin embargo ella reconoce que por lo general ella esta feliz con sus circunstancias y de no haber sido arrastrada por la popularidad, como les han ocurrido a los hijos de muchas celebridades. Durante la entrevista, la joven quiso incluir una anécdota de su vida y es que contaba que hace unos años, junto a su padre, ambos visitaban Machu Pichu a pasar unos días. Al llegar allí se encontraron con un fotógrafo que no dejó de perseguirlos para conseguir imágenes de ellos. Algo que provocó que finalmente no disfrutara de estas vacaciones y que hizo que “acabara llorando porque rompió la magia” de un viaje entre padre e hija. “Esto no lo cuento porque yo sea una desagradecida (…) Sin duda, mi vida ha sido un regalo precioso y algo que jamás he tratado de dar por sentado”.

A pesar de esto también hay anécdotas que son increíbles, anécdotas que describen los grandes momentos que ha podido vivir gracias a ser hija de sus padres. Una de ellas, conocer al presidente de los Estados Unidos. “Cuando tenía 16 años fuimos los anfitriones de un acto para recaudar fondos para la campaña del presidente Barack Obama y tuve la oportunidad de conocerlo en nuestra propia casa”. Stella no quiere ignorar los hechos de que ha tenido mucha suerte, teniendo acceso a grandes colegios, no cabe duda de que la propia joven sabe lo afortunada que es. “Pero ¿merece la pena todo eso si al terminar el día la presión externa me vence?”, se preguntaba, concluyendo con una reflexión propia: “no podemos elegir las circunstancias en las que nacemos y no hay forma alguna de saber cómo es, realmente, la vida de otros”.

También te puede interesar...

La versatilidad de Stella del Carmen, hija de Antonio Baderas, conquista: ¡Ha nacido una estrella!

Esta ha sido la original iniciativa que Stella del Carmen ha puesto en marcha para combatir la ansiedad

Relacionados

CADENA 100