"Son duelos que se quedan para siempre": Jorge Javier y su reflexión más dura sobre el ánimo de Kiko Hernández

El presentador le dedica la última entrada de su blog en 'Lecturas' a su compañero en 'Sálvame', que ha decidido desaparecer del mapa tras un revés
Jorge Javier Vázquez muestra su apoyo a Kiko Hernández en el momento más complicado de su vida
Telecinco

Tiempo de lectura: 3’

Kiko Hernández está atravesando una etapa muy complicada. Tanto como para haber dado un paso al lado de su puesto de trabajo en 'Sálvame' e, incluso, cerrar su cuenta de Instagram. No quiere saber nada de nadie. Quiere vivir el duelo y el dolor que le ha atravesado el corazón con la muerte de dos de sus mejores amigas en apenas cuatro meses en la más estricta de las intimidades. En medio de este sufrimiento, su compañero y amigo Jorge Javier Vázquez ha querido dedicarle unas palabras en el blog que escribe cada semana en la revista 'Lecturas'. Unas líneas de arropo a alguien que lo está pasando francamente mal y, a la vez, para sacar conclusiones sobre cómo este tipo de circunstacias tocan el corazón de quienes trabajan en un mundo tan complejo como el de la televisión.

"Absolutamente destrozado se fue a su casa después de que nos confesara que necesitaba irse del programa una temporada. Descansar. Poner en orden su mente y enfrentarse al duelo de Mila y de Begoña", se puede leer en la descripción que hace de su compañero en las primeras líneas de una entrada llena de emociones y antes de continuar: "Desconozco si sucederá en otros trabajos pero en el nuestro, cuando estás anímicamente destrozado, te dan ganas de abandonar. Quizás porque te sientes incapaz de participar en un show cuando estás triste. O porque lo único que te apetece es estar en un lugar en el que nadie te reconozca, un lugar en el que nadie pueda llegar a recordarte el dolor que te atraviesa. No lo sé. El caso es que muchas veces le echamos la culpa al trabajo".

Jorge Javier Vázquez junto a Kiko Hernández en una imagen de Sálvame de hace unos años

Telecinco


En la misma línea de esa última sentencia que realiza, continúa: "Entiendo que a todo el mundo le pasa lo mismo pero nosotros lo hacemos público y eso nos vuelve en ocasiones un poco cansinos, para qué nos vamos a engañar". Y hace una aclaración antes de que las voces críticas puedan cargar las tintas en su contra: "No estoy criticando a Kiko. Me estoy criticando a mí mismo, sin ir más lejos. Se me rompió el alma al ver a Kiko aguantándose las lágrimas. Los duelos a nuestra edad son terribles porque empiezas a ser consciente de lo que significa la muerte. Deja de ser algo que sobrevuela sobre nuestras vidas para convertirse en una ladrona de amigos y de nosotros mismos".




A Vázquez le da para hacer una valoración sobre esa etapa de la vida en la que uno empieza a tener miedo del final: "Hay una década en nuestras vidas, la de los cincuenta, en la que su presencia es tan constante que asusta. Y luego están los duelos por personas que han estado años a tu lado y se te van. Son duelos que se quedan para siempre. Tristezas punzantes que siempre están ahí, unas veces más llevaderas, otras más insoportables".

Tras lamentarse de que no puede ayudar a Kiko, por mucho que le gustaría, sí lanza un consejo que es lo que a él le está salvando en estos momentos de oscuridad tras la muerte de una Mila Ximénez con la que tenía una relación más que estrecha: "A mí me pone mucho la pila la música. Últimamente estoy escuchando sin parar 'Hay que vivir', de Joan Baptista Humet. Me encanta cómo empieza: 'Habrá que hacernos a la idea, que sube la marea y esto no da más de sí. Habrá que darnos por vencidos y echarnos al camino que no hay nortes por aquí'. Pero sobretodo vibro con su estribillo y lo canto a todo pulmón: 'Hay que vivir, amigo mío, antes que nada hay que vivir que ya va haciendo frío. Hay que burlar ese futuro que empieza a hacerse muro en ti'".

También te puede interesar...

Belén Rodríguez: de bastón de Mila Ximénez en sus últimos días a soporte para un Kiko Hernández abatido

Una nueva pérdida deja a Kiko Hernández con el corazón roto: “Cuídate mucho y buen viaje”

CADENA 100