La pesadilla de Hiba Abouk a bordo del avión con un "inminente aterrizaje de emergencia" incluido

La actriz relata en las redes sociales la experiencia vivida este sábado en ese vuelo que la trasladaba desde París hasta Madrid para cumplir con su agenda
Hiba Abouk relata su pesadilla a bordo de un vuelo que la traía a los Premios Forqué, a Madrid
Instagram

Tiempo de lectura: 3’

A Hiba Abouk no se le van a olvidar los Premios Forqué 2021, y no precisamente porque se diera un baño de reconocimiento laboral. Su experiencia empezó antes, en ese vuelo que tenía que trasladarla desde París -donde reside junto a su familia desde que su pareja, Achraf Hakim, fichó por el PSG- hasta Madrid para asistir a esa ceremonia. Ella misma relataba la desagradable situación vivida a bordo del mismo, con un aterrizaje de emergencia incluido en el aeropuerto de Burdeos que le hizo atravesar el peor momento de cuantos haya experimentado en su vida.

Junto a una imagen de unas nubes, captada desde el interior de la aeronave, comenzaba a relatar: "Acabo de experimentar una de las peores sensaciones de mi vida. Estaba de camino a Madrid -procedente de París- para ir a la gala de los premios Forqué esta noche, y otros compromisos profesionales que tengo principios de la semana que viene. Ataviada tan solo de una maleta de mano, nada más montar en el avión les pedí a los azafatos que si me podían ayudar a colocarla en el maletero superior y me respondieron que no, que ellos no están asegurados y si les pasa cualquier cosa no tendrían indemnización… ¿Perdona? El señor que iba detrás mia, fue muy amable y me ayudó a colocar la maleta y listo. Pero he de reconocer que me quedé bastante helada con esa respuesta…".

"Una vez sentada en el avión, y cuando era ya la hora del despegue, nos anuncian que por problemas técnicos despegaríamos más tarde", continuaba con el relato antes de proseguir: "Una hora después, el vuelo Air France AF1600 despega y todo parece transcurrir con normalidad. Pero a la hora nos anuncian que es inminente que hagan un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Burdeos". Ahí empezaba la parte más cruda de esas palabras con las que solo daba una pincelada de su historia de auténtico terror: "Lo anunciaron de repente mientras volábamos, sin dar ni una sola explicación y súbitamente el avión empezó a descender de manera violenta. Lo único que nos dijeron los azafatos fue que leyéramos las instrucciones de emergencia que se encontraban en el bolsillo del asiento, y que si había que evacuar el avión lo hiciéramos sin efectos personales".




Final feliz

"En ese momento sólo podía pensar en mi familia y en que había una posibilidad de no volverles a ver. La idea de no volver a ver a Amín se me hizo insoportable… Creo que han sido los peores 5 minutos de mi vida", era ese desahogo sobre el que aún tenía más: "Aterrizamos por fin, de manera violenta también, y nos piden por favor que no nos movamos hasta que los bomberos lleguen y nos evacuen. Al rato fuimos todos evacuados por los bomberos y nos metieron en una terminal, demasiado pequeña para todos los que íbamos. Sin apenas asientos, sin derecho a salir a tomar el aire, sin cafetería por supuesto. Por no decir que yo estando embarazada -y encima habiendo pagado una plaza en 'business'- no me ofrecieron ni un vaso de agua en ningún momento del vuelo, ni durante la hora que estuvimos sentados esperando a despegar, ni nada".

"Lo primero que hice nada más pisar la terminal fue ir al baño, cerrar la puerta y llorar para soltar de alguna manera todo el miedo y la tensión que había tenido en el cuerpo. Un cuerpo que ahora mismo tiene dos corazones y que hay que cuidar más que nunca. Después de hablar con mi marido para desahogarme y mi representante para prevenir de que quizá no podría acudir a la gala, la espera. Una espera de más de una hora en la que nadie nos decía nada. Todo era absoluta incertidumbre. Familias enteras, con niños muy pequeños tirados por el suelo. Un panorama verdaderamente desolador", remata una Hiba aún con el miedo en el cuerpo.

También te puede interesar...

Rihanna, Beyoncé y Taylor Swift: las tres mujeres más poderosas del año en la industria musical

‘Sanz’: la arriesgada apuesta de Alejandro Sanz con aires flamencos, romanticismo y cero miedos

CADENA 100