El mensaje de Marc, un niño de 13 años con Covid persistente, a los negacionistas: "Si pasaran 24 días..."

El relato de este joven, enfermo de coronavirus desde hace más de medio año, se ha hecho viral y se está usando para concienciar de la necesidad de vacunar
Marc, de 13 años, relata su calvario con Covid persistente desde el pasado mes de enero

Tiempo de lectura: 2’

22 de enero de 2021, la vida de Marc cambiaba de manera drástica, a tan solo un día de celebrar su 13 cumpleaños. Este niño que nunca había tenido problemas físicos y que recorría cada fin de semana 75 kilómetros subido en su bicileta con un club cicloturista, daba positivo en Covid. No solo pasaba el día de su aniversario encerrado en su habitación, aislado del mundo, sino que la Covid se agarraba a su cuerpo con tanta fuerza que hoy, medio año después, sigue siendo una compañía de la que no es capaz de desprenderse. Su historia ha causado conmoción y, a la vez, está siendo utilizada para concienciar a quienes aún se resisten a ponerse la vacuna de la importancia de que lo hagamos todos.

Es Informativos Telecinco quien le ha dado la oportunidad de contar su historia de Covid persistente, algo que, según los expertos, presentarán el mes de septiembre aproximadamente el 10% de los jóvenes que se contagien ahora. "Se me infló un dedo del pie de repente. Al día siguiente tenía 15 ampollas en la planta del pie. Me chorreaban los calcetines de sudor. Al día siguiente los tenía helados. Luego llegó la aparición de ampollas y heridas", comienza explicando sobre cómo la enfermedad se cebó con esos pies fundamentales para él a la hora de la práctica del ciclismo.

"Solo sentarme en la cama me dijeron: Marc no hay cura, no hay tratamiento, pero se puede mejorar", dice con contundencia, a pesar de su juventud. Y con un hilo de voz, va detallando cuáles son esas secuelas que le ha dejado una pandemia que se ha convertido en una pesadilla y que nos acompaña desde hace casi añoy medio: "La piel sensible, las manos me costaba cerrarlas, no tenía fuerzas, se me dormían las manos, mareos. Era como un anciano que llegaba al instituto y me quedaba en la cama".



Los dos mensajes que tiene para la población

Todo esto le generó una ansiedad para la que también ha necesitado ayuda, para aprender a manejarla. "He mejorado mucho físicamente y ahora con los psicólogos vamos avanzando porque me costaba mucho hablar del tema", revela antes de lanzar esas palabras contundentes a los negacionistas, a ese sector de la población que se resiste a que se inocule un suero que puede salvar millones de vidas a lo largo y ancho del mundo: "Si pasaran 24 días encerrados en una habitación y meses sin saber qué les sucede, cambiarían de opinión". También tiene una advertencia dirigida a quienes se saltan las normas de manera sistemática: "Sí que estarás dos horas muy feliz, pero podrás estar mucho tiempo malo".

Él sabe bien de qué habla y pretende que se historia sirva como ejemplo de que al coronavirus no le importa la edad ni lo sanos que creamos que estamos, porque si te pilla, puede hacer que te arrepientas toda la vida de no haber tomado las precauciones suficientes.

También te puede interesar...

Los efectos de la vacuna contra el COVID

Las palabras de Nuria Roca, llenas de esperanza, al recibir la vacuna contra la Covid-19: "Ojalá"

CADENA 100