El mejor amigo de Carmen Sevilla, Moncho Ferrer, habla sobre su estado de salud

Carmen Sevilla sigue ingresada en la residencia de Aravaca recibiendo la visita de su hijo y mejor amigo
El estado de salud de Carmen Sevilla

 

Tiempo de lectura: 2’

El coronavirus afecta sobre todo a personas mayores y con patologías, por eso, las residencias han sido las que  más han notado esta sacudida. Numerosos residencias han visto cómo sus pacientes perdían la vida sin poder hacer nada. Por eso numerosos familiares estaban preocupados por la salud de sus seres queridos. Una de las personas más queridas de la televisión española es Carmen Sevilla, la presentadora se encuentra en una residencia desde 2015, por la necesidad de tener unos cuidados las 24 horas del día por su demencia. 

Los compañeros de JALEOS, se han puesto en contacto con Moncho Ferrer, íntimo amigo de la presentadora y el único junto a sus hijos que tiene permiso para acudir a visitarla. Con sus palabras ha dejado claro que Carmen Sevilla se encuentra igual: “Ella se encuentra como siempre, está en un estado pasivo, pero bien. Su vida no ha cambiado en absoluto como consecuencia del coronavirus. Ella es una mujer de una gran fortaleza y, aunque no es consciente, sigue siendo igual de coqueta que siempre". 

Por lo que Carmen Sevilla ha tenido la suerte de no sufrir las consecuencias del tremendo virus. Al parecer la residencia en la que se encuentra, está dividida en unos pequeños apartamentos privados. Además también ha hablado de los cuidados y su rutina diaria: “La levantan, la peinan, la acicalan y la atienden estupendamente". 

El estado de salud de Carmen Sevilla

 mediaset

La salud de Carmen Sevilla

La actriz cumplía el pasado mes de octubre 89 años. La enfermedad del Alzheimer ha ido consumiéndola poco a poco, y aunque su estado es estable ya no reconoce a nadie: hijos, nietos, amigos... "No hay cambios en su estado de salud. Todo está en orden", aseguraba su hijo, Augusto Algueró, en Vanitatis. 

Pero es verdad que desde que enfermó las informaciones sobre su estado de salud han sido muy escasas. Incluso se llegó a especular que la actriz estaba abandonada. Por lo que su hijo tuvo que salir a desmentir esa información y aseguraba que todo estaba como siempre. La comunicación con la artista es difícil y su hijo decidió reducir las visitas a un círculo muy reducido. Así evitar que se la viera en tan complicado estado, algo que su madre siendo tan coqueta no querría.

También te interesa...

Inés Ballester asegura que pasar el coronavirus ha sido peor que el cáncer: “Pensé en mi funeral”

Relacionados

CADENA 100