Los retoques estéticos con los que Ángela Portero ha 'cambiado' de cara: las fotos del antes y el después

Desde que comenzara en televisión en los años 90 ha pasado en más de una ocasión por las manos de los especialistas y es más que notorio en su rostro
Ángela Portero en una imagen de sus inicios en la televisión
Telecinco

Tiempo de lectura: 2’

Hay muchos famosos a los que llevamos viendo tantos años delante de la pequeña pantalla, que es lógico que su rostro sea diferente al del primer recuerdo que guarda nuestra memoria. Pero, en la mayoría de los casos, al paso del tiempo hay que sumarle los más o menos frecuentes pasos por clínicas estéticas para proyectar una imagen más acorde con lo que el sujeto en cuestión se sienta a gusto. Desde 'Jaleos', la web de crónica social de 'El Español', se han centrado en analizar a Ángela Portero y todas esas operaciones y retiques estéticos que han servido para configurar su rostro tal cual lo conocemos hoy en día.




Porque la imagen de la colaboradora de televisión tiene muy poco que ver hoy con aquella de los años 90, cuando se convirtió en un 'must' en cualquier tertulia rosa que se preciara. Desde que retomara ese papel, en 2020, ya se apreciaba que su gesto no era el mismo. En la mencionada publicación digital, los expertos hablan de que fue en 2016 cuando comenzó a transformar su cara, "a través de tratamientos de medicina estética mínimamente invasivos y de intervenciones de cirugía estética menor", en palabras del doctor Miguel de la Peña.

Lo que dicen los expertos

Este, además, se lanza a determinar qué es lo que se ha hecho concretamente esta mujer que es una de las periodistas con una trayectoria más larga y respetable en este terreno del mundo del corazón nacional: "Su nueva mirada coincide con el resultado de una blefaroplastia completa, es decir, la intervención de cirugía estética que aborda la eliminación de la piel sobrante de los párpados -superior e inferior- y de las bolsas y arrugas que se intensifican con el paso de los años en el área periocular. En comparación con las fotos anteriores, la periodista muestra una mirada mucho más rejuvenecida, elevada y abierta. Esta intervención le habría costado unos 2.200 euros".

No es el único al que preguntan en 'Jaleos', porque Lola Sopeña, otra mujer con una experiencia dilatada en el campo de los retoques estéticos también profundiza en este análisis: "Por una parte, botox completo. Es decir, infiltraciones de la toxina botulínica para eliminar las arrugas de la frente, el entrecejo y las patas de gallo (precio 300 euros). Además, el botox aplicado en la cola de la ceja se utiliza para elevar y abrir la mirada, un resultado que coincide con la apariencia de Portero. Su transformación evidenciaría que habría combinado el botox con los hilos tensores especiales para potenciar y reforzar aún más un efecto de mirada felina y proyectada hacia arriba, una técnica que se habría abordado con sutileza y naturalidad. El precio de estas técnicas rondaría los 1.600 euros".



También te puede interesar...

El espectacular cambio de imagen de Paula Echevarría a golpe de retoque y el dinero que ha invertido en ello

Alaska y la reflexión viral sobre los retoques estéticos: "Somos artificiales desde el primer momento"

CADENA 100