La lección de vida de este hombre tras pasar 400 días ingresado por Covid-19

Tras pasar por su peor momento, Emilio ya sabe que debe aprovechar la vida al máximo y lanza un importante mensaje a todos en esta época de crisis
La lección de vida de este hombre tras pasar 400 días ingresado por Covid-19

Tiempo de lectura: 2’

"La vida es muy frágil. Hay que aprovecharla”, esa ha sido la importante lección de vida que nos ha aportado Emilio, uno de los pacientes españoles que más tiempo ha permanecido en el hospital tras contagiarse del virus. Y es que ha pasado 400 días ingresado en el Hospital Infanta Sofía tras infectarse de Covid y este recibido este jueves el alta médica. No ha sido una época fácil, pero con gran coraje y fuerza, Emilio ha podido ver la luz al final del túnel y con mucha suerte, actualmente recibe el alta en el Hospital Infanta Sofía.

Emilio ha expresado que esta muy "contento", aunque asumiendo "las secuelas" que le ha dejado el Covid. Emilio, profesor jubilado de 65 años, dejó claro: “lo más difícil ahora es asumir que se está en peores condiciones que cuando se entró", y pensar en que puede "andar, pero con andador", en que tiene "los pulmones afectados" y otras secuelas a las que debe adaptarse. Emilio ya ha podido vivir un momento de su vida en la que nunca volverá a despreciar cada día y ahora lo vivirá al Mario tras saber que estaba a muy poco de perderlo todo "el mejor aprendizaje es que la vida es muy frágil y hay que aprovecharla. No quiero decir el típico 'carpe diem' sino ser una persona que sea segura de sí misma, pero también capaz de darse a los demás, cada vez estoy más convencido de que el verdadero funcionamiento de la sociedad depende de la buena relación entre sus miembros", ha asegurado.

"Hubo varios momentos en que mi estado fue crítico y estuve a punto de morir por lo que tengo la satisfacción de haber podido conservar la vida y de poder dedicarla otra vez a lo que antes me ocupaba", ha explicado. Ahora sus primeros deseos tras el alta médica que ha recibido entre los aplausos de todos los médicos y personal que le ha acompañado su familia y ha podido “recuperar un voluntariado que tenía”. Emilio conoce bien los hospitales, ya que uno de sus dos hijos que padece Síndrome de Down y la fuerza del pequeño es algo que nunca le ha dejado sin ganas de seguir luchando. Su mujer, Alicia, ha asegurado que viven este momento del alta "emocionados contentos y a la vez nerviosos" y lanza un importante mensaje en la que quiere que las personas sean responsable y que "tengan mucho cuidado, mucho respeto a los demás, porque le puede tocar a cualquiera".

También te puede interesar...

Pilar Rubio, impresionante, muestra su estado de forma tras pasar el coronavirus

Las secuelas que el coronavirus puede dejar en tu cerebro

Relacionados

CADENA 100