Las redes hacen su magia y aparece la bufanda del aficionado del Betis muerto que perdió su madre

Días después de que la mujer hiciese un llamamiento desesperado, ese objeto tan preciado ya está de vuelta en su poder. Final feliz para la historia
Aurora posa con el hombre que encontró la bufanda de su hijo muerto de cáncer hace tres años
Facebook

Tiempo de lectura: 3’

De manera recurrente, vemos cómo hay usuarios de las redes sociales que piden a Twitter que "haga su magia". Esta vez ha sido otra red social, Facebook, donde se originó lo que hoy es una historia con final feliz, pero que tuvo a su protagonista desoalada durante días. Este mismo lunes, en esta web de CADENA 100 te contábamos cómo una mujer había hecho una petición a la desesperada en su cuenta de Facebook: había perdido la bufanda del Betis de su hijo, fallecido de cáncer hace unos años, y era el único recuerdo que le quedaba de él. Era durante las celebraciones del título de Copa del Rey, en medio de la multitud, cuando la perdía. Aún a sabiendas de que era muy complicado recuperarla, hacía hincapié en que era el único recuerdo que le quedaba del joven fallecido.

Ha sido a través de las redes como, a pesar de que era tarde -por lo que se puede leer en la publicación-, daba la buena noticia de que habían conseguido recuperar ese recuerdo tan preciado. "Ha aparecido la bufanda de mi niño. La había recogido un bético encantador, buena persona no, lo siguiente. Llevaba todo el día intentado localizarme, pero yo no estoy muy ducha en redes sociales y no lo había visto. No ha parado hasta poder contactar conmigo", se puede leer en una publicación junto a una foto en la que aparece sujetando la bufanda al lado de ese hombre al que, como ella dice, no sabe cómo agradecerle lo que ha hecho por ella.

Madre del Betis encuentra la bufanda perdida tras la final de Copa, recuerdo de su hijo muerto por cáncer

Facebook


"La verdad sea dicha, no me esperaba tanta solidaridad humana. Muchísimas gracias a todos los que nos habéis ayudado de una forma u otra. De verdad, de corazón, gracias a una grandísima persona, puedo confirmar y confirmo, que ya está en casa, ole ole ole, gracias", cotinúa antes de lanzar unas palabras paratodos cuantos se han afanado en echarle una mano en lo que para ella era un asunto de capital importancia: "Mil gracias a todos por vuestro apoyo, sin vosotros no hubiera conseguido mi sueño, algo que veía imposible y gracias a la bondad de tanta y tanta gente que os habéis volcado conmigo, ese sueño tiene un final feliz".

Aurora termina con una reflexión que deberíamos tener muy en cuenta, puesto que habla de las bondades del ser humano que, en ocasiones, parecen estar escondidas: "Esta experiencia me ha servido para seguir creyendo en las personas, para saber que seguimos siendo seres excepcionales, que somos capaces de parar el ritmo trepidante de nuestras vidas solo para ayudar al que lo necesita, aunque no lo conozcamos". Y remata: "Gracias de corazón. Un beso fuerte desde aquí y uno aún más grande desde el cielo".

El mensaje de desesperación

Para quienes no conocieran la historia desde el principio, Aurora acudía a Facebook el pasado domingo como último cartucho para dar con esa bufanda perdida. "Buenas tardes. Se que es misión imposible, pero es lo último que puedo hacer, y por intentarlo no pierdo nada. Ayer a la salida del Villamarín, entre la euforia y la masa de gente que había se me perdió la bufanda de mi niño. Se me cayó y, aunque recorrí el camino de nuevo ya no la encontré. Es una bufanda muy especial, porque la tenía desde que el Betis bajó a 2°, y pone en ella 'volveremos'. No había ni un partido en el que no la llevara. Ayer quise que viniera conmigo a la final y torpemente la perdí. Para quien no conozca el por qué es tan especial, mi hijo falleció hace tres años. Si no la recupero, cosa que soy consciente de que es difícil, solo espero que quien se la encontrara sepa valorarla y la lleve a los partidos con el mismo cariño con el que el la llevaba. Gracias por escucharme y enhorabuena a todos los béticos", era ese mensaje tras el que, un día más tarde, publicaba otro con una imagen de Jaime, el joven fallecido contan solo 14 años, en la que se intuía esa bufanda de la que, ahora, tenemos la imagen completa.




Relacionados

CADENA 100