Las agridulces lágrimas de Anna, hija de Paz Padilla, en un día importante para ella

Anna Ferrer, hija de Paz Padilla, ha vivido un día inolvidable por su cumpleaños, pero no ha podido evitar emocionarse al recordar los que ya no están
El serio mensaje de Anna Ferrer, hija de Paz Padilla, tras ser víctima de un delito en internet: “Por favor”

Tiempo de lectura: 2’

Anna Ferrer se ha convertido en toda una mujer lista, influyente, divertida, fuerte y optimista que tanto ha conseguido conquistar a los seguidores. Y es que, a pesar de los duros momentos por los que han tenido que pasar como el fallecimiento de Antonio Juan Vidal y la madre de la actriz, no ha querido desprenderse o desahogarse en soledad, al contrario, junto a su madre ha demostrado que el apoyo familiar es lo mejor para sobrellevar las épocas malas.

Año tras año hemos visto como madre e hija crecían juntas a nivel emocional y también empresarial, creando su propio negocio textil con su marca de ropa ‘No ni ná’, en Zahara de los Atunes.

Por ello, no es de sorprender que cuando llega momentos especiales a sus vidas, la querida intérprete de ‘La que se avecina’ suelte sus mejores palabras y con un profundo mensaje le felicite el cumpleaños a su hija. Una publicación que si bien no ha sorprendido a nadie, sí que ha dejado varios aplausos a su alrededor. Pero el momento más emotivo ha sido cuando, en el día de su 24 cumpleaños, los periodistas le han preguntado a la influencer qué es lo que deseaba, y su respuesta ha sacado alguna que otra lágrima a todo el mundo.

La importancia de estar en familia para Anna Ferrer

Anna Ferrer ha cumplido 24 años rodeada de su familia y su novio Iván Martín. Un cumpleaños lleno de alegría, sonrisas y regalos sorprendentes. Empezando el día con un rico desayuno preparado por Paz Padilla: crepes con fresas y chocolate, una tortilla francesa, tostada de pan de maíz y aguacate.

Luego, juntas se fueron a celebrarlo con el resto de la familia y su pareja a un restaurante italiano, donde aprovechó Iván para sorprenderla regalándole lo que más quería: “una cámara analogica, estoy muy ilusionada”, decía Anna a los periodistas, “me ha hecho muchísima ilusión. De ayer a hoy ya he gastado medio carrete”, reía.

Sin embargo, el feliz momento se empañó cuando los periodistas le preguntaban a la joven que deseo había pedido al soplar las velas: "Que el año que viene estemos todos. Eso es lo único que he pedido", decía al ser entrevistada a la salida del restaurante. Entre lágrimas y poniéndose muy emotiva, su madre le decía “no llores, no llores”, viendo que su hija no podía contener la tristeza, aunque sí la mascarilla pudo tapar más el dolor.

El recuerdo de su abuela Lola y del marido de la humorista, Antonio Juan Vidal, que fallecieron el año pasado, ha sido lo que ha pasado por la mente de la influencer tras recordar que no ha podido celebrar su 24 cumpleaños con ellos. De ahí que pidiese a las velas que el año que viene “estemos todos”. Un ejemplo más de tantísimos que nos ha dejado Anna Ferrer de lo importante que es para ella la familia.

Al igual que cuando le preguntan a la presentadora por sus tan queridas celebraciones que ya se han hecho famosas: “soy madre, soy madre, sólo eso, es lo que más importa”, decía Paz Padilla modestamente confirmando que el motivo de sus grandes sorpresas a su hija ha sido porque es madre y quiere hacerlo.

Anna Ferrer en redes

TAMBIÉN TE INTERESA...

El tranquilizador mensaje de Paz Padilla sobre el estado de Jordi Sánchez: ''Todo va a salir bien''

CADENA 100