El lado más 'oscuro' de Fernando Tejero: deudas con Hacienda, depresiones y una insólita relación política

Realizamos un repaso por la vida de uno de los actores más carismáticos del panorama nacional de todos los tiempos
Fernando Tejero: repasamos los capítulos más polémicos de su vida

Tiempo de lectura: 8’

Hay muchos actores en el extenso panorama actoral español que cuentan, además de con el cariño del público, con la admiración de quienes hacemos CADENA 100. Entre ellos aparece la figura de Fernando Tejero, que lleva toda una vida dedicada al entretenimiento audovisual y que se coló en la casa de todos los españoles con un desparpajo inusitado de la mano de 'La que se avecina' primero -dando vida a Emilio Delgado, el portero- y porteriormente de 'Aquí no hay quien viva', donde encarna a Fermín Trujillo. Formado en la prestigiosa Escuela de Cristina Rota, hoy vamos a realizar un recorrido por todos los hitos que han marcado su carrera, pero, sobre todo, su vida. Esa que no queda reflejada en los papeles que ha desempeñado para el gran público.

Su primera oportunidad frente a las cámaras llegó en 2003 de la mano de David Serrano. El director le ofreció formar parte del reparto de ‘Días de fútbol’, película que le permitió ser galardonado con el Premio Goya a Mejor Actor Revelación. Gracias a ello, fue elegido para dar vida al personaje más recordado de su carrera y al que más popularidad le dio en la pequeña pantalla, Emilio Delgado en ‘Aquí no hay quien viva’, personaje al que interpretó durante tres años. Desde entonces no dejó de recibir ofertas en la televisión y se le pudo ver en series como ‘Gominolas’ (2007), ‘El síndrome de Ulises’ (2008), ‘Un país de cuento’ (2013), ‘La que se avecina’,donde sigue trabajando actualmente junto a muchos de sus compañeros de ‘Aquí no hay quien viva’, o ‘El Continental’ (2018). Esta popularidad televisiva también provocó que apareciese en muchos programas como en ‘Campanadas de Fin de Año’ (2003), ‘Bienaventurados’ (2006), ‘Saturday Night Live’ (2009), ‘El líder de la manada’ (2011), ‘Me resbala’ (2013), ‘Ciento y la madre’ (2014), ‘Todo va bien’, ‘Dos días y una noche’ (2015), ‘MasterChef Celebrity’ (2016), ‘Typical Spanish’ (2020) o ‘Mask Singer: Adivina quien canta’.

Las reveladoras palabras de Fernando Tejero sobre la muerte de Eduardo Gómez

 


Asimismo, también cuenta con una larga trayectoria en el cine al aparecer en películas como ‘Cachorro’ (2004), ‘Crimen ferpecto’, ‘El penalti más largo del mundo’ (2005), ‘Volando voy’, ‘Va a ser que nadie es perfecto’ (2006), ‘Días de cine’ (2007), ‘El club de los suicidas’, ‘Gente de mala calidad’ (2008), ‘8 citas’, ‘Fuera de carta’, ‘Al final del camino’ (2009), ‘Cinco metros cuadrados’ (2011), ‘El sueño de Iván’, ‘La chispa de la vida’, ‘Desechos’ (2012), ‘En fuera de juego’ o ‘Explota Explota’(2020), entre otras.

Sufrió una depresión

Durante su participación en ‘Planeta Calleja’, el actor confesó que tuvo que hacer frente a una fuerte depresión. “El ser humano a veces se deprime por ególatra”, comenzaba diciendo Tejero, haciendo referencia a la complicada etapa que sufrió en 2015. Para mejorarse, el intérprete decidió ponerse en manos de los especialistas e ir al psiquiatra y, posteriormente, al psicólogo.

“He cambiado físicamente, pero sobre todo de aquí (señala la cabeza)”, aseguraba a Jesús Calleja, dejando claro que uno de los hábitos que le ayudó fue cuidarse tanto por dentro como por fuera, por lo que el deporte se convirtió en su mejor aliado para lograr dejar los antidepresivos y sobrellevar la ansiedad. “El psiquiatra y después el psicólogo me dijeron que si no quería tomar antidepresivos tenía que hacer deporte. El deporte me ha cambiado la vida”, contaba.

“Estaba metido en un pozo con esta depresión”, confesaba Tejero. “Parte de mi terapia era currar. No quería que llegara el fin de semana”, aseguraba, señalando que el trabajo le distraía de todos los problemas que le acechaban. “Era reacio a medicarme, no podía creer que yo tuviera que tomar antidepresivos... Ahora creo que es importante hablar de esta enfermedad, verbalizar el problema que mucha gente sufre, que es el mal de nuestro tiempo”, contaba el actor en una entrevista para ‘El País’. “Tampoco me imaginé nunca que iba a acabar haciendo ejercicio todos los días”, bromeaba, haciendo referencia a cómo sustituyó la medicación por el deporte. “Llegué a llorar mirándome al espejo, mientras me afeitaba, de la tensión”, confesaba.



Emilio Delgado, un antes y un después en su vida

Debido a todos los personajes que interpretó de comedia, hubo un momento de su vida en el que siempre le ofrecían el mismo tipo de papeles. Por este motivo, empezó a rechazar ofertas y decidió decantarse por la televisión y por producir teatro. “Lo bueno de mi papel en la tele es que atraía a gente joven al teatro, a obras que yo hacía de Chejov o Ionesco, era mágico”, reconocía en una entrevista para ‘El País’. “Lo malo de la tele es que te encasilla en los personajes, sobre todo si tienen éxito, como si uno no quisiera ya hacer nada más”, declaraba, señalando su mítico personaje de Emilio en ‘Aquí no hay quien viva’.

Después de varios años luchando por ello, comenzó a hacer papeles dramáticos como en ‘La piel en llamas’ o ‘Lobo feroz’. “Los actores no somos de comedia o de drama: somos actores”, señalaba en el mencionado medio. “Aunque hay cosas que no decides o que no esperas que pasen, como ser de repente alguien a quien todo el mundo conoce y sobre el que todo el mundo opina, tienes que asumir a lo que te dedicas porque es algo que tú has decidido”, declaraba para EFE. No obstante, confesó que con el crecimiento de su popularidad notó que la gente de su alrededor comenzó a tratarle diferente y les tuvo que recordar que “sigue siendo el mismo de siempre”.

Cómo vivió la pandemia por coronavirus

“Es curioso, pero, más allá de todo el sufrimiento por la pandemia, del miedo a que le pasase algo a mis padres, a mí el confinamiento me sentó bien: tenía la cabeza a mil por hora, y me dio paz”, confesaba el actor, dejando caer que también sacó algo positivo al confinamiento, dado que le ayudó a estar tranquilo sin hacer nada y a relativizar. “Yo estaba muy instalado en la queja, es algo que voy eliminando”, aseguraba en el mencionado medio tras contar que también aprovechó ese tiempo para releer libros que ya tenía olvidados y volver a ver clásicos del cine. “El confinamiento supuso un antes y un después en mi vida”, reconocía Tejero.

No obstante, el actor reconoce que la situación provocada por la pandemia “le está pasando factura”. “En aquel confinamiento estuve más o menos tranquilo. Siendo consciente de la gravedad de la situación, pero anímicamente entero”, contaba en una entrevista para ‘El Mundo’, haciendo referencia al inicio de la pandemia. “Pero ahora siento una tremenda melancolía a la hora de encarar los días e, incluso, de ponerme a trabajar. Me cuesta. Empiezo a pensar en ello y me angustia. La incertidumbre me bloquea”, confiesa.

“Por ejemplo, me ha afectado mucho en San Sebastián. Ves la diferencia entre el festival del año pasado y este sin gente... No sé, siento una tristeza tan enorme que me pongo nervioso al hablarlo. No pensé que la pandemia me fuera a afectar tanto a nivel mental. Es como estar entrando y saliendo de una película de ciencia ficción para la que no estaba preparado. Nadie lo estaba. Los restos del naufragio van a ser tremendos para toda la sociedad”, agregaba.



Apoyó a Podemos públicamente

La censura sigue existiendo en este país. De otro tipo, no oficial, pero que da un poco de miedo. Hoy te pasan factura por expresarte libremente. Yo en redes sociales he vivido un linchamiento por expresarme. Y en esta situación actual, tan delicada, está pasando aún más”, contaba el actor en una entrevista para ‘El Mundo’, haciendo referencia a lo mal que lo ha pasado por todas las críticas que ha recibido en redes sociales. “Si te defines políticamente, ya de entrada se crea un conflicto con la persona que no piensa como tú y está con las garras preparadas. Toda la sociedad lo está. Te insultan, te reprochan, te amenazan... Eso es censura y una censura igual de grave que la anterior”, explicaba.

“Como canta Sabina, hubo una época en que tuve la lengua muy larga y la falda muy corta. Soy un tío visceral, aunque ahora intento controlarme porque sinceramente me da miedo: soy muy aprensivo y lo pasé mal. Me pronuncié ideológicamente [firmó un manifiesto a favor de Podemos] y mucha gente en redes empezó a insultarme y desearme la muerte”, contaba el actor.

“Yo respondí a eso perdiendo un poco las formas, no fui políticamente correcto y me pasó factura con un linchamiento absoluto. Así que hoy tengo mucho cuidado con lo que digo, sobre todo porque tengo unos padres que son muy mayores, no entienden cómo funciona esto y lo pasan mal”, aclaraba en el mencionado medio.

El pasado 2016, el actor de ‘La que se avecina’ formó parte de la lista en la que un centenar de personas del mundo de la cultura y la universidad firmaban un manifiesto con el que pedían a Podemos y a Izquierda Unida que se pusieran de acuerdo para concurrir bajo una “única opción electoral”. Esto provocó que Tejero fuera muy criticado en redes sociales, lo que le hizo perder la paciencia. “A ver si me explico… Apoyo a Podemos y a los que me faltan al respeto les seguiré pidiendo que me coman el…”, respondía entonces el actor, muy molesto por todos los insultos que había recibido en redes sociales por apoyar públicamente a Pablo Iglesias.



Su encontronazo con un fan

Aunque reconoce que normalmente sus seguidores son muy agradables con él y que suelen darle las gracias por “hacerles reír”, su fama también le ha llevado a sufrir algún encontronazo con fans que le han reconocido por la calle. “Uno no se acostumbra nunca, pero tampoco puedes elegir. De todos modos, soy actor y sé a lo que me dedico. Me cuesta entender que un actor se moleste porque le reconozcan por la calle. Si no quieres que te conozcan, haber elegido muerte”, opinaba en una entrevista para ‘El Mundo’.

“Pero es cierto que uno no está preparado para estar todo el día con la sonrisa puesta. No siempre se lleva bien y hay situaciones que no dejan de sorprenderte”, agregaba. “A mí me ha pasado de ir por la calle llorando mientras hablaba por teléfono, porque me estaban comunicando que habían matado a un cámara de La Sexta con el que yo había trabajado y con el que había quedado esa misma noche, y llegaron dos chavales de 20 años a pedirme una foto. Vieron que iba llorando y les dio igual. Ni les contesté y uno de ellos me trincó del cuello, apretando, para forzar la foto. Para eso uno nunca está preparado, pero es la excepción”, contaba.

Tiene un familiar en VOX

El pasado 2019, el mundo descubrió que un familiar del actor había decidido dedicarse a la política y concretamente a Vox, partido opuesto a la ideología que el actor siempre ha manifestado. José María Tejero Muñoz-Torrero apareció como número tres en la lista de Vox por Córdoba. Hace unos años, el actor apoyó públicamente a Podemos y, aunque no ha vuelto a pronunciarse políticamente, tiene claro que no votará al partido de su hermano.

“Yo no me he pronunciado, pero cualquiera que me conozca sabe cuál es mi ideología. Mi hermano tiene su vida y yo tengo la mía”, contaba Tejero en una entrevista para ‘El Mundo’. “Sí que hay relación, porque somos hermanos, pero, en el día a día no tenemos nada que ver”, reconocía, dejando claro que mantienen una buena relación, pero que no tienen nada en común. “A mis hermanos les adoro y respeto su ideología. Hay cosas que no entiendo ni comparto, pero los hermanos te los pone la vida ahí. Yo elijo a mis amigos y entre ellos no hay ninguno que tenga ese pensamiento”, agregaba.

Sin embargo, reconoce que nunca votaría Vox: “Eso yo lo aclaré en las redes sociales, donde puse que no se me vinculara con ese partido. Ni por activa ni por pasiva yo tenía nada que ver. Y lo de mi hermano... Es que mi hermano es mi hermano y yo soy yo. Yo nunca he hablado de mis hermanos y no voy a hablar ahora”.



Sus problemas con Hacienda

El actor lleva varios años en plena guerra con Hacienda. Concretamente desde el verano de 2010, cuando sus finanzas fueron sometidas a una inspección que concluyó que el actor había tributado a través de una sociedad entre 2005 y 2007 para pagar menos impuestos. A través de la empresa era Lázaro Producciones, Tejero, en lugar de pagar alrededor del 50% en impuestos de IRPF por sus ingresos, abonaba el 25% al hacerlo a través de esta sociedad.

Asimismo, según el Fisco, Lázaro Producciones no tenía más actividad que la del actor y entendió que servía sólo como artificio para pagar menos al erario público y exigía a Tejero el pago 150.871,43 por el impuesto de sociedades de 2005 a 2007. Como consecuencia, el actor de ‘La que se avecina’ lo recurrió y, en 2018, los jueces dieron la razón a Hacienda. De la misma manera, además de recurrirlo una vez más a los tribunales, el actor aseguró en los medios que había una campaña contra él por parte de Montoro (anterior ministro de Hacienda) por su posicionamiento en determinados temas.

"Estoy completamente convencido de que fueron a reventarme más de lo que me han reventado", le declaraba Tejero a Susanna Griso en una entrevista para ‘Espejo Público’ en 2016. "A las dos semanas, me llega una inspección de Hacienda", contaba en el programa de Antena 3, haciendo referencia a cuando habló de Maroto en un programa de televisión. “Yo estoy completamente seguro. No tocaba esa inspección, no tocaba... Estoy convencido”, señalaba.

Como consecuencia, en 2020, tal y como publicó ‘El Confidencial’, la Justicia desestimó su último recurso el pasado mes de marzo y sentenció a favor del Fisco. Además, esa sentencia no solo señala que el actor no pagó lo que le correspondía sino que, además, su insistencia en recurrir a los tribuales ha provocado "un pleito innecesario".

También te puede interesar...

Desde Pamplona a Nueva York: 5 canciones con las que nuestros artistas homenajean a sus ciudades

Quién acompañó a Ed Sheeran para cantar 'Raglan Road', clásico de los 70, en su directo de Año Nuevo













CADENA 100