Información sobre la considerable multa de tráfico que te caerá si haces este gesto conduciendo

En enero entran en vigor nuevas restricciones de tráfico para reducir los siniestros en carretera
Multa de tráfico

Tiempo de lectura: 2’

Ojo a esto, porque puede salir caro. Año nuevo, vida nueva. Muchos esperan que este dicho se cumpla con el cambio de 2020 a 2021, más especialmente después de un año tan singular como el que hemos vivido. También lo espera la Dirección General de Tráfico, la DGT, que ha preparado una serie de novedades en forma de sanciones para intentar reducir la siniestralidad en las carreteras de nuestro país.

Pere Navarro y sus compañeros de la Dirección General de Tráfico quieren dar un impulso para reducir las víctimas en carretera, que viven un periodo de estancamiento después de reducirse significativamente a comienzos de siglo. Por eso, las nuevas medidas persiguen reducir dos de las causas más habituales de los siniestros en carretera: las distracciones y el exceso de velocidad, además de tratar de proteger a los colectivos más vulnerables en carreteras, como los motoristas.

Multa de tráfico

El gesto al volante que te costará 500 euros a partir del 1 de enero

Entre las novedades, una que afecta a uno de los hábitos más peligrosos y más implantados entre los conductores españoles: el uso del móvil al volante. Un error que cuesta muchas vidas cada año y del que, a pesar de todo, no parecemos aprender.

El teléfono móvil se ha convertido en el gran enemigo de los conductores españoles. Quien más quien menos siente la tentación de consultar en algún momento el Whatsapp o el Instagram, aunque sea en un semáforo o un atasco, poniendo en riesgo su vida y la de los demás.

Por eso, a partir del 2 de enero, se pondrán multas de 500 euros a los que utilicen el móvil mientras conducen, además de quitarles seis puntos del carné de conducir. La novedad es que la sanción no se aplicará solamente a aquellos que estén usando el móvil, también a aquellos que tengan el móvil en la mano, aunque no lo estén consultando en ese momento.

Así pues, el simple gesto de agarrar el teléfono móvil con la mano, aunque no lleguemos a consultarlo, nos puede costar 500 euros de multa. Quizás así nos lo pensemos más veces antes de contestar el próximo mensaje de WhatsApp que nos llegue. Un mensaje que puede costarte 500 euros.

Relacionados

CADENA 100