La impulsividad de Kiko Rivera tiene una explicación: una deuda con Hacienda que le quita el sueño

Kiko Rivera no levanta cabeza y las deudas le asfixian: una situación límite que tiene el hijo de Isabel Pantoja muy deprimido
Kiko Rivera en Instagram

Tiempo de lectura: 3’

Kiko Rivera está pasando uno de los peores momentos de su vida. El hijo de Isabel Pantoja ha declarado la guerra a su madre a ojos de todo el mundo. Un escándalo sin precedentes en el mundo del corazón que amenaza con resquebrajar los cimientos de Cantora.

Para entender la historia hay que remontarse a la entrevista que concedió hace unas semanas Kiko Rivera al programa "Sábado deluxe". Iba para confesar algunas infidelidades a su mujer, Irene Rosales, pero lo que desveló también fue la depresión que padece. Su madre, que no tenía ni idea de la situación que vive su hijo, entró por teléfono en directo y restó importancia a los sentimientos de su hijo. Sí le dijo, sin embargo, que iría a verle para levantarle el ánimo. Algo que la madre no hizo y su hijo propagó a los cuatro vientos. "Tres días y aun sigo esperando que vengas a darme un beso", señalaba.

Pero lo que ha dinamitado por completo la relación con su madre fue la herencia de Paquirri. En una entrevista explosiva con Mila Ximénez, Kiko acusó a su madre de haberle incitado a firmar la cesión del 52% de la finca Cantora, sin ser consciente realmente de lo que estaba haciendo. "Yo no cedí Cantora a mi madre a sabiendas. Firmé lo que ella me pidió", titula la publicación. Esta demoledora declaración daría la razón a los que llevan años asegurando que la tonadillera no cumplió la última voluntad de Paquirri, que oficialmente dejó Cantora a su hijo menor, aunque ella misma terminó siendo la propietaria. Pero Kiko dijo más: "La persona que más idolatraba me ha fallado engañándome durante toda mi vida". Consciente del impacto que iba a generar esta entrevista, asegura que no la quería hacer pero que no ha tenido más remedio. Yo no soy el malo de la película".

Detrás de este cruce de reproches se especuló con que estarían los problemas económicos de Kiko Rivera, pero el propio Dj no tardaba en desmentir esto y en asegurar que hay más cosas detrás del distanciamiento con su madre. Pero Kiko también tiene un importante pufo que debe solventar lo antes posible. Según publica este miércoles la revista "Semana", el hijo de Pantoja debe aún 46.688,17 euros a la Agencia Tributaria. Su deuda con Hacienda era mucho mayor, pero gracias a algunos platós y bolos el Dj ha podido liquidar buena parte de lo que debía.

Fuerte discusión entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera por la herencia de Paquirri

CANTORA, EL OTRO GRAN PROBLEMA PARA KIKO RIVERA

Pese a todos sus esfuerzos, esos casi 47.000 euros de deuda siguen ahí y la pandemia del coronavirus ha privado a Kiko de ejercer como Dj y ofrecer conciertos. Y detrás, la amenaza de que los intereses de la deuda aumenten. Según Semana, Kiko asume como propia esa deuda pero no quiere asumir las cargas que pesan sobre Cantora y de las que responsabiliza directamente a su madre. Kiko quiere desligarse de la finca para poner fin a esa agónica deuda y que no pueda repercutir en sus herederos.

Y todo esto pasa mientras su madre ha ampliado su contrato con Mediaset. Gracias a él, la tonadillera cobrará casi dos millones de euros durante los dos próximos años. Una jugosa suma de dinero con la que podría ayudar a su hijo Kiko a saldar la deuda con Hacienda. ¿Pero lo hará Pantoja justo cuando esta semana ha salido a la luz que la tonadillera accedió a dar las campanadas sólo cuando su hijo Kiko tuvo que recortarse el sueldo un 90% para satisfacer las pretensiones económicas de su madre?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

La extraña exclusiva de Isabel Pantoja y lo mal que deja a Kiko Rivera: ''Punto por punto''

Relacionados

CADENA 100